Necrológicas
  • María González Hernández
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • Susana Julia Levinieri vda. de Gallardo

Gran acogida recibe subsidio habitacional para la clase media

Iniciativa destinada a grupos emergentes y medios permitirá la compra de viviendas de 600 a 1.000 UF, y de 1.000 a 2.000 UF, respectivamente.

Por La Prensa Austral Sábado 2 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
199
Visitas


Dentro de la nueva política habitacional del gobierno, uno de los aspectos más llamativos es que el Ministerio de Vivienda considere un instrumento dirigido a personas de clase media y grupos emergentes, creado para adquirir viviendas con subsidios estatales.

Desde el 22 de junio y hasta el próximo 15 de julio se reciben las postulaciones a esta modalidad, que en el caso de grupos emergentes considera un subsidio máximo de 500 UF para adquirir viviendas de hasta 1.000 UF (21 millones de pesos). A mayor grado de vulnerabilidad de la familia, mayor es el subsidio.

De este modo, en el caso de la clase media se consolida y se hace permanente la posibilidad de adquirir viviendas de hasta 2.000 UF (42 millones de pesos), medida transitoria aplicada al antiguo DS 40, y que caducó en diciembre de 2010.

Asimismo, se simplifica la operatoria para grupos emergentes: será un mismo decreto, el D.S. N°01 de 2011 (Sistema Integrado de Subsidio Habitacional) el que regule el funcionamiento de los subsidios, que se complementan con créditos hipotecarios y está orientado a los segmentos emergentes con capacidad de endeudamiento y a los sectores medios con ingresos relativamente mayores.

Al pasado viernes 24 de junio, en la región se habían efectuado 61 postulaciones individuales, correspondiendo 55 a Punta Arenas y seis a Puerto Natales. No se registran postulaciones grupales.

Montos y tramos

Esta nueva herramienta operará en forma escalonada: para casas de 600 UF, el subsidio será de 500 UF, mientras que una vivienda de 1.000 UF recibirá un aporte estatal de 300 UF. A nivel intermedio, se consideran 450 UF para un valor de compra de 700 UF, y 400 UF en beneficios para una vivienda de 800 UF. Esto constituye una muy buena garantía hipotecaria.

En lo referido al sector de clase media, se podrá adquirir viviendas de hasta 2.000 UF, con un subsidio decreciente que va de 300 UF a 100 UF, según el valor del inmueble (a mayor costo de la vivienda, menor subsidio), llegándose hasta 100 UF de subsidio para casas de 2.000 UF.

Además se mantienen los beneficios para la Renovación Urbana y Patrimonial en el caso de quienes adquieran viviendas nuevas en Zonas de Renovación Urbana (subsidio de 200 a 300 UF) y para la Rehabilitación Patrimonial (subsidio de hasta 300 UF).

Los requisitos son tener más de 18 años y no ser propietario de una vivienda. En el caso del sector emergente, se requiere la Ficha de Protección Social. Se dará mayor puntaje a los grupos familiares y a quienes presenten un ahorro mayor. Para el sector emergente el ahorro será de 30 UF, y para los sectores medios de 50 UF.

La directora del Serviu Magallanes, Ximena Cerpa, destacó que estos nuevos subsidios están hechos a la medida de la familia y son un premio al esfuerzo, ya que permitirán que cada grupo familiar se adecue de acuerdo a sus anhelos y posibilidades. Asimismo, remarcó que “se consolida el apoyo a la clase media, al operar entre 1.000 UF y 2.000 UF con un subsidio decreciente que consolida y hace permanente la posibilidad de adquirir viviendas”.

Este año se asignarán en el país 30 mil subsidios y se invertirán más de 175 mil millones de pesos.

Asimismo, se consideran ajustes a grupos vulnerables (Fondo Solidario de Vivienda I) a implementarse el segundo semestre.