Necrológicas
  • Manuel Antonio Vidal Díaz
  • José David Jara Jara

Gremio de trabajadores seguirá exigiendo sueldo mínimo diferenciado para Magallanes

El debate en torno al sueldo mínimo sigue abierto en lo que respecta al gremio de trabajadores de Magallanes, agrupados en la delegación provincial de la Central Unitaria de Trabajadores (Cut) local, quienes aseguraron no sentirse parte del acuerdo tomado por la Cut nacional y el gobierno en torno a un ingreso de $225 mil.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 5 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
18
Visitas


El debate en torno al sueldo mínimo sigue abierto en lo que respecta al gremio de trabajadores de Magallanes, agrupados en la delegación provincial de la Central Unitaria de Trabajadores (Cut) local, quienes aseguraron no sentirse parte del acuerdo tomado por la Cut nacional y el gobierno en torno a un ingreso de $225 mil.
En palabras de la central, representada a nivel local por su presidenta, Jessica Bengoa, el debate de un ingreso ético de $250 mil fue levantado hace 7 años por el entonces presidente de la Conferencia Espiscopal, Monseñor Alejandro Goic. “Hoy, con el acuerdo alcanzado, el gobierno posterga a más de 8 años este anhelo, que, por lo demás, actualmente debiera apuntar por sobre los $300 mil”, declaró.
Respecto de aquello, dijo que consideran que es un paso pendiente para la Cut, por lo cual, agregaron: “No nos sentimos parte de este acuerdo”.
El gremio provincial agregó que, en el ámbito local, seguirá apuntando a instalar en el debate público y político la necesidad de un sueldo mínimo diferenciado para Magallanes, además de la revisión de las leyes de excepción para traspasar ese beneficio a las remuneraciones de los trabajadores, entre otras demandas.
Diputado Boric

Para el diputado local, Gabriel Boric, miembro de la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja, “la Cut nacional no puede ser una vocería del gobierno”.
Agregó que es “impresentable que los dirigentes hayan bajado sus pretensiones expuestas en años anteriores sólo porque cambió la administración”.
Aseguró que el sueldo mínimo que se pactó representa “migajas para los trabajadores”, dado que implica un aumento real de apenas un 2% del salario total, cifra menor a la de los años anteriores.
“En Chile, no puede haber familias que trabajen más de 40 horas a la semana y estén bajo la línea de la pobreza”, expresó Boric. Esta línea actualmente se encuentra en un monto per cápita de $70 mil, lo que implica que, en una familia de 4 personas, el ingreso familiar debiese bordear los $280 mil. “Ese debiera ser el criterio y debiera hacerse además un IPC diferenciado por regiones para que el sueldo diferenciado vaya en aumento de acuerdo al alza del indicador”, zanjó.
El proyecto aprobado en la víspera en la Cámara de Diputados establece el salario mínimo en $225 mil este año, para ir subiendo a $241 mil en julio de 2015 y llegar a los $250 mil en enero de 2016.