Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

“Grupo de concejales está desviando la atención pública”

Ante críticas derivadas por incumplimiento en traída de maquinaria, empresario refiere que los ediles son responsables en el retraso de la habilitación del mencionado contrato.

Por La Prensa Austral Miércoles 18 de Mayo del 2011

Compartir esta noticia
133
Visitas


El 26 de enero pasado, el empresario Carlos Estrada Goic le escribió a Marcelo Velásquez, director (s) de Aseo, Ornato y Control Contratos del municipio, una respuesta a una aludida falta detectada en la concesión del servicio de limpieza de zarpas, vías y paseos públicos de la comuna.

En ella le hacía ver que, por razones ajenas a su voluntad, el municipio demoró el proceso de adjudicación de dicho contrato en 60 días, pero sin que se modificara la fecha de inicio, ni de la fase de implementación, aparte de la firma del contrato.

Por otro lado, en el contrato de mantención de áreas verdes (jardinería) hubo una licitación desierta en diciembre, por lo que como medida compensatoria (por el atraso en la puesta en marcha de las máquinas barredoras) a Estrada le solicitaron hacerse cargo de este contrato por un mes, sin costo para la municipalidad, acuerdo que sería desconocido a la hora de aplicar multas por aquel otro concepto.

El ejecutivo reiteró que era imposible importar, habilitar y traer la maquinaria desde Santiago en menos de 60 días, plazo que habría cumplido de no ser por el inconveniente que tuvo el transbordador de Navimag.

Tal situación fue traída a colación ayer por el empresario, a propósito del cuestionamiento en su contra hecho por el concejal Emilio Boccazzi, en la última sesión del Concejo Municipal. Este aludió a que un informe de auditoría elaborado en febrero por el director (s) de Control del municipio arrojó que el municipio habría pagado 44 millones de pesos de más al empresario, en su condición de contratista del servicio de limpieza de zarpas. Ello, ante la no incorporación de todo o parte de la flota comprometida a aquella fecha.

Desvío de atención
Ante tal cuestionamiento, la reflexión de Estrada es que “lo que aquí ha sido declarado ilegal de manera inapelable por la Corte de Apelaciones de Santiago es el contrato de la basura, y este grupo de concejales está desviando la atención pública haciendo alusión a otro contrato. Ellos son responsables en el retraso en la habilitación de este contrato de limpieza de zarpas”. Siendo la suya la mejor oferta para adjudicar dicha concesión, votaron en contra en reiteradas ocasiones, “y sólo después de consultar a la Contraloría adjudicaron este contrato”.

Añadió que esta concesión es mucho más que las barredoras, sobre todo por la mano de obra. En él hay involucradas 66 personas, a quienes hay que vestirlas, movilizarlas, darles herramientas y pagarles sueldo (unos 20 millones de pesos mensuales), sumado a la adquisición de un bus, una camioneta para el capataz, dos camiones, dos comedores y dos baños móviles.

Si bien hubo un retraso en la barredora, destacó que el resto de la implementación se cumplió gracias a la confianza que tuvieron en él sus proveedores, principalmente Recasur y Kaufmann.

“Corrupción”
A raíz del lío que ha generado la adjudicación del contrato de la basura en Punta Arenas a la empresa Servitrans, el empresario Estrada denunció en una entrevista radial la existencia de eventuales hechos de corrupción y pago de coimas al interior del municipio, lo que generó la inmediata reacción de los concejales José Saldivia, Vicente Karelovic y Roberto Sahr, quienes pidieron a la Fiscalía Anticorrupción investigar los hechos. El mismo camino tomarán los restantes concejales y el propio alcalde Vladimiro Mimica, quien señaló que con este tipo de imputaciones se está dañando la imagen del Concejo Municipal.