Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Hace 40 años vive a orillas del seno Almirantazgo

– Juan Acuña, con alrededor de 75 años de edad, permanece aislado de la sociedad -sólo acompañado de sus perros-
desde la década del setenta.

Por La Prensa Austral Domingo 21 de Agosto del 2011

Compartir esta noticia
36
Visitas


Encontrar a una persona que vive prácticamente sola por casi cuarenta años podría llevar a pensar que entablar una conversación fluida se tornaría un poco difícil. Sin embargo Juan Acuña es un lugareño de fácil conversación y sonriente en todo momento por lo que nuestra aprensión, al final, se convirtió en una agradable sorpresa.

En nuestro viaje al río Paralelo, sector seno Almirantazgo, al sur de Tierra del Fuego, encontramos a don Juan bajando del cerro con algunos corderos, y lo primero que nos dice es si tenemos frío, a lo que rápidamente le contesto que no, aún sabiendo que mis pies estaban congelados por el desembarco del bote zodiac de la Armada de Chile.

Porvenireño de nacimiento y aislado por voluntad propia, vive desde antes del año 1973 en compañía de su hermano Jorge, ya que según nos comenta, su padre adquirió estas tierras con algunos animales y que prácticamente los obligó a vivir ahí. “Lo que pasa es que estuvimos unos años con mi padre, luego se murió y quedamos con mi hermano. No me pregunte cómo se nos pasó el tiempo en este lugar, pero todavía estamos acá”, relata.

Está preocupado porque su hermano se fue hace poco más de dos meses a pie hasta la localidad de Cameron, comuna de Timaukel, para comprar provisiones y traerlas luego a bordo de una lancha pagando un flete. Desde entonces nada sabe de su hermano Jorge. “Esto me tiene muy preocupado”, advierte.

Recalca que “desde este lugar hasta donde fue mi hermano a comprar alimentos son alrededor de tres horas a caballo, y es ahí mismo donde vendemos nuestros animales. El trayecto es muy largo, pero no nos queda otra, ya que de esto vivimos”.
Don Juan confiesa que ha intentado volver a la ciudad muchas veces, pero que quiere vender todos sus animales primero para no perder dinero.

Quince perros

Mantiene a más de quince perros en su rancho para que no le roben sus cosas, mientras con su caballo sale a arrear su ganado a los cerros. “Estos corderos se van hacia el cerro y uno tiene que ir a buscarlos con los perros, aunque uno ya no está para esos trotes”, explica.

A medida que avanza el diálogo le preguntamos si tiene pareja. “No, porque aquí el trabajo es complicado y es casi imposible que alguien soporte esa vida”, subrayó.

Dejamos a Juan Acuña en su precaria vivienda hablando con algunos perros, mientras nos alejamos hasta la orilla para esperar el bote zodiac que nos llevará de regreso a la patrullera Punta Arenas.

Al apartado lugar llegamos gracias a la Armada de Chile, por una gestión de Bienes Nacionales para observar in situ un futuro espacio natural dedicado al turismo.

Alfonso Roux Pittet, seremi de Bienes Nacionales, expresa que para ellos es muy importante este sector a poco más de dos horas de isla Dawson, ya que desean potenciar turísticamente a Tierra del Fuego. “Este sector junto a caleta María y lago Fagnano los queremos desarrollar como un polo de turismo, similar a lo que es hoy en día Torres del Paine”, destaca.

Además de esto apuestan por trabajar en la conservación del río Paralelo desarrollando principalmente un lodge de pesca con visitas selectas. Para ello se encuentran preparando las bases y georreferenciando el área de alrededor de veinte a treinta hectáreas.