Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Hay indicios que el cura Rimsky Rojas estuvo en el sector donde se perdió Harex

Testigos coincidieron en que Ricardo salió solo del quincho, a altas horas
de la madrugada y bajo los efectos del alcohol.

Por La Prensa Austral Miércoles 27 de Julio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
325
Visitas


No hubo contradicciones, más bien coincidencias. Y más que antecedentes nuevos, detalles interesantes.
Es la impresión que quedó en la ministra en visita del caso Harex luego de la reconstitución de los hechos que hoy aparecen como las últimas horas del joven estudiante de-saparecido en octubre de 2001.

Marta Pinto Salazar se refirió ayer a la diligencia de más de cuatro horas que se desarrolló desde las ocho de la noche en un quincho de calle Caupolicán, entre Angamos y Carrera), y en la cual participaron 32 personas entre testigos, funcionarios judiciales y peritos.

“Estuvimos al interior del establecimiento y en la calle. La labor me dejó conforme porque los objetivos eran fijar los lugares, los desplazamientos y conocer la versión de testigos acerca de dónde vieron al joven, con quiénes habló o cuál era su comportamiento. Todo teníamos que dejarlo verificado y sincronizado”.

Sobre la participación de testigos llegados del norte del país, admitió que fue efectivo en base a que se aprovechó que estaban de paso en Magallanes. “Por eso era importante efectuar la diligencia pese a las inclemencias del tiempo (agua nieve y una sensación térmica de varios grados bajo cero)”, puntualizó.

– ¿Hay versiones que coinciden acerca del paso de una patrulla policial el día de los hechos?
– “También se trabajó sobre eso. Se aportó… pero en ese aspecto preferimos dejarlo en reserva”.
– ¿Y qué hay de la supuesta presencia del vehículo del sacerdote Rimsky Rojas?

– “El otro día se conversó sobre ese punto. Pero sí, hay indicios de que (el día de los hechos) estuvo en el sector”.
Sobre las próximas diligencias del proceso, señaló que ahora se deben terminar las actas de esta diligencia, además de redactar y afinar los informes policiales. Nuestro objetivo era fijar bien el sitio y, felizmente, hubo bastantes medios electrónicos que se utilizaron para la toma de declaraciones que quedaron registradas y eso fue algo novedoso y útil”.
La ministra Marta Pinto dijo que no se descarta regresar al lugar, más aún considerando que “faltaron personas, testigos, que consideramos importantes”.

La labor efectuada en el establecimiento ubicado al interior del hostal, en calle Caupolicán, se extendió más allá de la medianoche. Asimismo se consideró un recorrido hasta Avenida Bulnes.

De acuerdo a los antecedentes, lo del lunes fue la primera reconstitución de escena que tiene el caso Harex o, al menos, el primero que surge en estricto rigor. ¿Del por qué no se hizo antes? Simplemente es un enigma más dentro de los varios que rodean el caso y que busca desentrañar la ministra Marta Pinto Salazar.