Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

Hijo fue detenido por empujar a su madre por las escaleras y luego golpearla

Con luxofractura clavicular resultó una mujer adulta mayor de 66 años, quien cerca de la medianoche de ayer rodó por las escaleras de un segundo nivel, supuestamente luego de que discutiera con su hijo y éste la empujara. El sujeto, quien registraba denuncias previas por violencia intrafamiliar, quedó con prohibición de acercarse a su madre.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 21 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
123
Visitas


Con luxofractura clavicular resultó una mujer adulta mayor de 66 años, quien cerca de la medianoche de ayer rodó por las escaleras de un segundo nivel, supuestamente luego de que discutiera con su hijo y éste la empujara. El sujeto, quien registraba denuncias previas por violencia intrafamiliar, quedó con prohibición de acercarse a su madre.
De acuerdo a lo relatado en audiencia por el fiscal Felipe Aguirre, Cristián Garnica Ampuero, de 27 años, se encontraba junto a su cónyuge y su pequeño hijo en su domicilio calle Teniente Serrano, en el barrio Prat, lugar hasta donde llegó su madre de visita para participar de una convivencia familiar, tras lo cual, según el informe médico, el imputado resultó con etilismo agudo.
Lo anterior habría sido la detonante del incidente que se vivió más tarde, cuando el imputado junto a su pareja subieron al segundo nivel del domicilio iniciándose una fuerte discusión entre ellos, lo que alertó a la mujer de 66 años, quien subió para interceder en favor de la joven a quien el imputado intentaba agredir.
La intervención de la adulta mayor desató la ira de Garnica, quien habría empujado a su madre, rodando ésta escalera abajo, sufriendo una luxofractura clavicular, además de múltiples contusiones.
No conforme con ello, según lo expuesto en la audiencia de formalización de cargos, el sujeto bajó hasta el primer nivel y tomó del pelo a su madre a fin de expulsarla del hogar, propinándole varios golpes, los que se detuvieron sólo cuando su pareja, que previamente era quien estaba siendo agredida, salió en defensa de su suegra, siendo la joven la que finalmente alertó a Carabineros.
Esto fue expuesto por el fiscal Felipe Aguirre, quien relató que el imputado cuenta con diversos procesos anteriores, entre ellos una denuncia por violencia contra su pareja y su hijo, cuando el pequeño tenía sólo 2 años.
Al término de la audiencia, Garnica recobró su libertad, aunque quedó con la prohibición de acercarse a su madre a menos de 50 metros, fijándose un plazo de 60 días para la investigación de la Fiscalía.