Necrológicas
  • Adolfo Fernando Méndez Valencia
  • Abelardo Segundo Bórquez Bórquez
  • Clara Velásquez Soto

Histórica deuda con el pueblo chilote marcó la ceremonia por gesta de la goleta Ancud

Alcalde Mimica pidió voluntad del gobierno para concretar el reconocimiento.
Presidente del Centro Hijos de Chiloé habló de “ceguera histórica”.

Por La Prensa Austral Jueves 22 de septiembre del 2011

Compartir esta noticia
4
Visitas


El postergado monumento de la goleta Ancud fue tema recurrente, ayer durante la ceremonia que recordó los 168 años de la Toma de Posesión del Estrecho de Magallanes.

En Costanera, sector de Avenida Colón, a orillas del Estrecho, la comunidad magallánica reconoció la gesta de la goleta Ancud y sus 23 tripulantes. La Armada rememoró la llegada de los chilotes a un suelo desconocido y que se anexaría al territorio chileno con el nombre de Punta Santa Ana.

A las 10,55 horas los asistentes entonaron el Himno Nacional, el que estuvo acompañado por 21 salvas de artillería, dando paso a los discursos.

El comandante del Rompehielos Viel, capitán de navío Jorge Montenegro López, reseñó la gesta, resaltó la valentía de la tripulación de la goleta Ancud, calificó la acción como “una proyección del poder naval sobre el territorio” y habló de un hecho que depositó “la semilla de la impronta de la gente de Magallanes”.

Posteriormente el presidente del Centro Social Hijos de Chiloé, Manuel Ulloa, también intervino resaltando la gesta. Al término de su alocución habló de “la ceguera histórica” que ha hecho imposible concretar el importante anhelo de un monumento en recuerdo de la anexión de Magallanes al territorio nacional.

Las deudas
pendientes

Por su parte, el alcalde Vladimiro Mimica Cárdenas centró sus palabras en lo que calificó como dos “deudas pendientes” con el pueblo chilote.

La primera, la necesidad de decretar festivo el día 21 de septiembre. “Si es posible tener en el norte un día festivo en La Pampilla, en la zona de Coquimbo, cómo no va a ser posible que el 21 de septiembre, a lo menos en la Región de Magallanes y Chiloé, esté marcado de rojo en el calendario de la historia”.

Agregó que la petición no resulta simple capricho, “porque se trata de recordar y honrar a quienes lograron hacer soberanía, izar la bandera de Chile, y hacerlo, la historia lo dice, 24 horas antes que los franceses llegaran a Punta Santa Ana”.

Su segunda petición da cuenta de “una deuda de gratitud que no solamente tenemos nosotros los magallánicos, sino todo el pueblo chileno”: el monumento de la goleta Ancud.

“Es una deuda pendiente de la región, de nosotros los habitantes, del Estado y del gobierno de turno. Lo reclamamos antes, ha sido una larga tramitación y es hora que lo hagamos realidad. Pido aquí la voluntad política de las autoridades regionales encabezadas por el intendente, para que de una vez por todas hagamos realidad el sueño de los chilotes”.

La ceremonia, que se extendió hasta pasado el mediodía, contó con la presencia del intendente Arturo Storaker y de los cuatro parlamentarios por Magallanes.

Cerró el acto el conjunto folclórico Pahueldún, invitado desde la capital.