Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Horacio Martínez, cónsul general de Argentina: Referéndum en Malvinas “es una ridiculez”

Autoridad refirió que la verdadera razón de esta disputa es la soberanía de las islas y que la Onu no reconoce la situación de los kelpers como un caso de autodeterminación.

Por La Prensa Austral Jueves 24 de Enero del 2013

Compartir esta noticia
100
Visitas


La realización de un referéndum el 10 y 11 de marzo en las islas Falkland o Malvinas, para los efectos de que la población británica exprese sus deseos de seguir siendo británicos, es considerado un acto electoral ilegal para el gobierno argentino.

Este fue uno de los temas importantes de integración regional que el cónsul general de la República Argentina en Punta Arenas, Horacio Martínez Adalid, abordó ayer con el alcalde Emilio Boccazzi.

El diplomático cuestionó dicho acto electoral al considerarlo “una ridiculez francamente”, y advirtió un problema mayor detrás de ello como es “el que significa cambiar el eje de cuál es la cuestión de las Malvinas reconocida por las Naciones Unidas”.

Al respecto, recordó que hay una disputa de soberanía entre su país y el Reino Unido y que no se trata para nada de los derechos que tenga la población actual. Aquí instó a considerar que 3.500 personas de origen británico habitan las islas Malvinas o Falkland, de las cuales 1.800 están habilitadas para votar, “y es evidente que si la ocupación fue ilegal no tiene valor la respuesta que se dé, porque está viciada de nulidad por ser ilegal”.

Por ello, Argentina decidió dar a conocer cuál es su opinión y posición al respecto y además reafirmar que se trata de un conflicto de soberanía y no del derecho de autodeterminación que alegan los británicos. “Adicionado a eso, han pretendido crear una especie de centro u organización de observadores internacionales para darle a este referéndum un volumen mucho mayor al que en realidad le corresponde”, cuestionó el diplomático.

Agregó que lo importante es transmitir cuál es la posición del gobierno argentino, como lo ha hecho con autoridades locales, y “la Cancillería argentina ha recibido el apoyo del gobierno chileno respecto a no participar ni promover la presencia de funcionarios chilenos en este pretendido referéndum internacional y, menos aún, como observadores, lo cual le otorgaría una cierta legalidad, un barniz exterior para quienes no conozcan realmente cuál es el fondo de la cuestión”.

De ahí que también la razón principal sea difundir entre la población y los medios gubernamentales chilenos “cuál es la razón de la realización de este referéndum, su ilegalidad básica, porque no reconoce el origen de la disputa de soberanía que ha reconocido la Onu, y la disposición de Argentina de negociar con los británicos en cualquier momento que ellos se avengan a sentarse en una mesa a discutir la verdadera razón de esta disputa”.