Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Hubo alto interés en reconocer salas en la previa de la PSU

Sirvió como paseo dominical y para liberar tensiones. Aunque es un trámite no obligatorio, el reconocimiento de salas es recomendable para que los estudiantes que rendirán la Prueba de Selección Universitaria no lleguen perdidos ni preguntando en qué sala les toca. Y ayer, a las 17 horas, se abrieron las puertas en los tres establecimientos que serán locales de rendición, en Punta Arenas: el Liceo San José, el Instituto Don Bosco y el Liceo Experimental.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 3 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
16
Visitas


Sirvió como paseo dominical y para liberar tensiones. Aunque es un trámite no obligatorio, el reconocimiento de salas es recomendable para que los estudiantes que rendirán la Prueba de Selección Universitaria no lleguen perdidos ni preguntando en qué sala les toca. Y ayer, a las 17 horas, se abrieron las puertas en los tres establecimientos que serán locales de rendición, en Punta Arenas: el Liceo San José, el Instituto Don Bosco y el Liceo Experimental.

Contrario a otros años, esta vez los estudiantes acudieron en gran cantidad a visitar los establecimientos, mientras que el seremi de Educación, Raúl Muñoz y el encargado de admisión de la Universidad de Magallanes, Víctor Pérez, supervisaron que todo se desarrollara con normalidad. “Es conveniente el reconocimiento, no obligatorio, porque les quita a los alumnos el estrés de estar buscando, salvo que estén muy bien informados, a través de su página web y ubiquen su local”, indicó Víctor Pérez, quien reiteró el llamado a los jóvenes a que acudan a dar la prueba portando sólo su carné de identidad, tarjeta de identificación, lápiz grafito y goma de borrar, “y no llevar mochilas o celulares o si lo traen, apagar y no andar con ningún equipo electrónico, como pendrive o Iphone que permita que se pongan a escuchar música mientras desarrollan la prueba”, agregó.

Igual, el “porfiado” que no cumpla con esto, tendrá que dejar sus equipos en custodia de alguno de los encargados, pero como advirtió Víctor Pérez, “el Demre no se hace responsable por ningún equipo que se requise, los alumnos ya están avisados”.

En el Liceo San José, María Pérez y Katherine Millapel, alumnas del Liceo Politécnico, fueron algunas de las que llegaron a despejar dudas, aunque “lo que más tenemos es ansiedad a esta hora, aunque nos preparamos bien”, reconoció Millapel, quien le tiene mucho respeto a la prueba de matemática, mientras que a María Pérez, le preocupa más Ciencias e Historia.

En el Instituto Don Bosco, también hubo un buen número de jóvenes reconociendo sus salas, que se ubicaban en el segundo y tercer piso del establecimiento. En la 4 del sector A, las docentes Sandra Huichapani y Fresia Torres contaron que “las principales dudas de los alumnos son los horarios de llegada y qué pueden traer y qué no”, indicó Huichapani.

Las puertas de los establecimientos se abren a las 8 y media de la mañana y a las 9 horas, ya los alumnos deben estar instalándose en las salas, pero ¿qué pasa si alguien se atrasa? “Tiene un plazo menor a una hora para llegar, pero si ya a esa hora se retiró un alumno de la sala, ya no puede ingresar; es relativo”, indicó, finalmente Víctor Pérez.