Necrológicas
  • José Luis Urbina Lazaneo

Inacer: cifras muestran primeros síntomas de la desaceleración económica

La desaceleración económica de la que expertos y académicos hablan a nivel país estaría dando sus primeras señales en la Región de Magallanes, según la autoridad sectorial.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 20 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
61
Visitas


La desaceleración económica de la que expertos y académicos hablan a nivel país estaría dando sus primeras señales en la Región de Magallanes, según la autoridad sectorial.
Ello, pese al avance que la zona evidenció, de acuerdo al último Indice de Actividad Económica Regional (Inacer) del trimestre abril-junio, donde la zona mostró un crecimiento del 2,8%, respecto al mismo período de 2013, acumulando un 9,8% al primer semestre, liderando así el registro nacional.
De acuerdo al secretario regional ministerial de Economía, Paul Gnadt, más que los datos actuales, las cifras históricas dan cuenta de un inestable horizonte en el largo plazo con una irregularidad constante en las cifras regionales, lo que hablaría de un problema “estructural”.
Según explica: “Evidentemente, hay un crecimiento positivo y más aún si vemos el promedio de los dos trimestres. Hasta ahí bien, pero yo no estoy contento, porque al revisar los datos históricos, vemos que hay algo que no está funcionando bien en la estructura económica de la región, donde se ve que tratamos de subir y volvemos a caer, entonces, eso da cuenta que hay algo estructural”.
Sectores
En este sentido, los rubros Construcción, Propiedad de Vivienda y Comercio, Restaurantes y Hoteles, influenciaron este escenario negativo. En el caso de los dos primeros, la falta de terrenos para construir, incidió también en el sector Vivienda, que presentó una variación casi nula (cercana a 0%) en el número de inmuebles disponibles en el mercado habitacional este año.
“La desaceleración es un proceso un poco más largo, son varios los factores que se empiezan a sumar, pero ya estamos viendo que en el caso regional, el tema de la carencia de terrenos, lo que conlleva a la no venta de vivienda que es afectada por la falta de construcción de éstas es un factor clave”, expone.
Mientras que en la tercera división mencionada los datos dan cuenta del fuerte impacto de la crisis financiera argentina en la región, que presionó a la baja el Comercio y el Turismo, apoyado también por una menor demanda interna .
Al mismo tiempo y sorpresivamente, la minería también mostró un perfil a la baja, explicado especialmente por el cese de faenas de mina Pecket, ubicada en Punta Arenas, y los bajos precios internacionales del carbón que estarían afectando más que nunca los resultados locales.
Con esto, agregó Gnadt: “Se ha mostrado la fragilidad de nuestra estructura económica, la fuerte dependencia del mercado argentino y también la dependencia de la minería en cuanto a si producimos o no petróleo, visualizando que la demora en la producción de petróleo y gas nos afecta. Asimismo, la dependencia de los precios del carbón también nos afecta, y la incertidumbre de si existe o no mercado para vender. Son temas que claramente hay que trabajar”.
No obstante, el informe mostró siete rubros con crecimiento en su actividad, entre los que destacaron Acuicultura y Pesca con un incremento en las cosechas de salmón del Atlántico; Industria Manufacturera por el alza en la elaboración de sustancias químicas (Metanol), cerveza, producción de carnes, productos textiles e industria pesquera; y el Silvoagropecuario, principalmente por la producción de carne bovina y lana.
“A pesar de la desaceleración, hay sectores que han logrado repuntar, como el sector agropecuario y acuícola, los que, a su vez, están arrastrando a los rubros de energía eléctrica, transporte y servicios financieros”, explicó la autoridad.
El gabinete económico regional se reunirá próximamente para evaluar estos resultados e identificar el o los actores que, según este informe, estarían reactivando algunas áreas de la economía zonal.