Necrológicas

Incendio en el Paine ha comprometido 1.000 hectáreas de bosques y matorrales

Se estima que alrededor de mil hectáreas de superficie ha destruido el fuego, como resultado del incendio que afecta desde este martes al Parque Nacional Torres del Paine y que se desarrolla en la ladera oeste del Paine Grande, en las inmediaciones del lago Dickson.
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 29 de Diciembre del 2011

Compartir esta noticia
12
Visitas


Se estima que alrededor de mil hectáreas de superficie ha destruido el fuego, como resultado del incendio que afecta desde este martes al Parque Nacional Torres del Paine y que se desarrolla en la ladera oeste del Paine Grande, en las inmediaciones del lago Dickson.

En horas de la mañana de ayer el gobernador de Ultima Esperanza, Max Salas reconocía que estaban “enfrentando una situación muy compleja”. Ello al tratarse de un incendio declarado en un sector que no tiene acceso vehicular, ni caminos. Para el arribo de los combatientes se debe atravesar el lago Grey, que ayer se presentaba como una barrera al tener condiciones muy malas para la navegabilidad, sin impedirlas, aunque efectuándose en forma restringida y bajo riesgo. Ello debido a las fuertes rachas de viento que ayer llegaban a los 100 kilómetros por hora en el área.

Este último factor también aumentó la actividad del fuego. En horas de la noche los expertos de Conaf calculaban que la superficie comprometida llegaba a las 1.000 hectáreas aproximadamente.

Dificultades del terreno

El fuego afecta a un bosque de coigüe y lenga, ubicado en un terreno escarpado, con laderas que tiene pendientes en algunos sitios que llegan a los 70 u 80 grados.
El gobernador Max Salas planteó que “estamos hablando de alta montaña, con la presencia de quebradas, que es otro factor complejo y con la presencia de material combustible, porque a diferencia de otros sectores del Paine, se trata de un bosque”.

Ayer, a las 8 horas, se estimaban en 15 hectáreas las afectadas. El dato no tenía mayor relevancia, dada la magnitud que podría alcanzar el daño potencial. “No es tanto lo que se quemó, sino lo que se puede quemar”, apuntó el gobernador.

Consultado sobre el cálculo del daño que se podría producir en el peor de los escenarios, expresó que “no voy a dar esas cifras para no generar alarma, pero obviamente estamos hablando de un bosque muy grande”.

Incluso, reconoció, que podría llegar a los niveles de los dos grandes incendios que con anterioridad afectaron al Parque.
Preocupación nacional

El incendio está siendo monitoreado como una emergencia nacional. En la coordinación para la entrega de los medios necesarios está trabajando el Ministerio del Interior, la Onemi y Conaf.

Se visualiza un escenario negativo y que podría implicar varias semanas de trabajo, por lo que se estaba planificando lo que será la denominada “cadena logística” para el combate del fuego y la mantención del personal en el lugar.

Las autoridades se han puesto en el peor de los escenarios para no tener sorpresas. Por ello la planificación de combate del fuego prevé que las llamas se propaguen por la ladera boscosa del macizo (rodeando el cerro) y no que asciendan hasta la cumbre -que sería lo óptimo- sofocándose el fuego al no contar con material combustible.

Conaf se encuentran desplegando como estrategia encauzar las llamas para acotar el daño, aprovechando accidentes naturales (cauces de ríos) como muros cortafuegos.
En estas tareas lo primordial es la seguridad de los combatientes, de los turistas y gente que se encuentra en el sector.

Apoyo internacional

Hoy estaría llegando un helicóptero para prestar apoyo en el combate al incendio. Al que se suman dos helicópteros de la Fuerza Aérea para traslado de personal y autoridades. Estas últimas realizaron un sobrevuelo por el área afectada. Ayer se sumaron 31 brigadistas de Puerto Montt y 20 de Argentina, quienes apoyan a las 73 personas que estaban trabajando en el lugar, atacando el fuego por la cola y frente del incendio.

Igualmente se solicitó a las agencias de viajes, alojamientos de turismo, tours operadores, y en general a todas las personas del sector turismo que informen a los turistas que se abstengan de realizar las rutas señaladas: Pehoé, Grey y Campamento Italiano, informándoles además que el resto del Parque se encuentra absolutamente habilitado para su uso. En total, alrededor de 400 personas salieron desde los sectores del Lago Pehoé y Lago Grey, y quienes lo han solicitado fueron trasladados a Puerto Natales en buses dispuestos para ello. Al cierre de esta edición no se registraban heridos ni lesionados.

En la gobernación y la administración del Parque Nacional se encuentra funcionado el Comité Regional de Operaciones de Emergencia (Coe) para coordinar las tareas.