Necrológicas
  • Herminia Hernández Andrade
  • Francisco Clodomiro Maldonado Barría
  • Mirna Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic

Industria ganadera busca fijar sistema alimentario que reduce a un tercio el tiempo para lograr el peso ideal de faena

Con el interés de rebajar los costos de producción -cada día más altos- de la industria ganadera regional y mundial, la empresa Agromarín anunció la incorporación, por primera vez en ovinos, de un sistema argentino que reduce a un tercio de lo normal el tiempo en que un productor podría conseguir el peso ideal de faena requerido por el rubro para acceder a los más exigentes mercados de exportación.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 30 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
64
Visitas


Con el interés de rebajar los costos de producción -cada día más altos- de la industria ganadera regional y mundial, la empresa Agromarín anunció la incorporación, por primera vez en ovinos, de un sistema argentino que reduce a un tercio de lo normal el tiempo en que un productor podría conseguir el peso ideal de faena requerido por el rubro para acceder a los más exigentes mercados de exportación.
Así lo informó a La Prensa Austral el presidente del directorio de las empresas Marín, José Marín Antonín, tras explicar la problemática actual de la ganadería, cuyos “elevados” costes podrían significar una paulatina eliminación de la actividad a nivel local.
“Lo que ocurre es que los mercados internacionales exigen que los animales tengan un peso determinado para llegar a faena… Si no se cumplen esos parámetros en términos de rangos de pesos, la industria pierde plata y, si no existe la industria, no existe la actividad”, sostiene Marín.
Una situación que vendría a solventar un sistema desarrollado hace doce años por la Asociación de Cooperativas Argentinas (Aca) y que la industria local pretende implementar, inicialmente, en 100 mil vientres ovinos a partir de esta temporada.
Gabriel E. Lita, asesor de Comercio Exterior de Aca, encargado de introducir este sistema en la región, declara que “lo que más preocupa a Magallanes es que los corderos, básicamente, y también los vacunos, son muy livianos, por lo que se requiere que sean más eficientes en su ciclo productivo”.
Para ello, la asociación impuso una técnica de manejo en base a un sistema de alimentación y de crianza del cordero a través de la cual se logra un desarrollo temprano del sistema digestivo del animal. “Al desarrollar ese estómago antes y de forma eficiente, se logra que el animal pueda tener mayor peso y de manera más temprana… Hasta aquí, los productores lograban una maduración del animal en torno a los 90 días hacia delante. El sistema que proponemos y tenemos desarrollado permite hacerlo a los 30 días, es decir, logra adelantar los procesos y reducir en un tercio la obtención de ese peso”, explica Lita.
Logrando un cierto estándar de peso hacia arriba -que hoy podría partir de los 13 kilos vara canal-, la industria local tendría la posibilidad de generar cortes de mejor valor, accediendo a mercados más exigentes y, por ende, a mejores precios y, a su vez, pagar un mayor monto al productor primario.
“Si una industria no puede manejar y reducir sus costos de producción, termina simplemente quebrando. Los países estrictamente ganaderos están enfrentados al mismo dilema. Hay que bajar los costos en toda la cadena pero fundamentalmente la industria, porque es el motor que desarrolla la actividad primaria”, agregó Marín
Según expuso Lita, ésta sería la primera experiencia aplicada a gran escala en ovinos, esperando se convierta en la solución para mejorar la situación de costos cuesta arriba para los productores regionales.