Necrológicas
  • Mirta Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
  • Vanessa Alajendra Vera Díaz
  • Juan Humberto Mellado Candia

Insultos entre alcaide y gendarme gatillan conflicto al interior de la cárcel

Acusando apremios ilegítimos e incluso agresiones físicas de su superior, un joven gendarme inició ayer una huelga de hambre. Además, el cabo 2º Jaime Anticoy Caro exige la presencia de autoridades nacionales para denunciar supuestas irregularidades que habrían tenido lugar al interior del presidio local.
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 28 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
248
Visitas


Acusando apremios ilegítimos e incluso agresiones físicas de su superior, un joven gendarme inició ayer una huelga de hambre. Además, el cabo 2º Jaime Anticoy Caro exige la presencia de autoridades nacionales para denunciar supuestas irregularidades que habrían tenido lugar al interior del presidio local.
Aunque la acción de protesta es llevada adelante en su domicilio -lo cual podría restarle algún grado de legitimidad- ésta es apoyada por la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup) y la Asociación Nacional de Suboficiales de Gendarmería (Ansog).
“El funcionario inició una huelga líquida, y como asociaciones estamos prestando el respaldo que necesita, consideramos que es impresentable que el jefe del penal, teniente coronel Marcelo Abello Burgos, esté utilizando una denuncia en la Fiscalía como método para ocultar lo que realmente ocurrió y que sí fue informado por parte de nuestro asociado a quien correspondía”, señaló ayer el director provincial de Anfup, suboficial mayor Miguel Valdés, como vocero de la medida de presión del gendarme en ayuno.
Trascendió que los problemas que han tensado el clima interno en el penal se habrían iniciado hace unos seis meses, luego que Anticoy solicitara que se investigaran ciertas irregularidades al interior del recinto de reclusión, lo que supuestamente habría generado enemistades entre las plantas de suboficiales y jefaturas del presidio.
A tal punto habría llegado el deterioro del ambiente laboral, que en mayo pasado se desencadenó la gota que colmó el vaso, luego que el cabo Anticoy con el alcaide Abello se trenzaran en una acalorada discusión en la oficina del oficial, gritándose mutuamente e insultándose, lo que habría gatillado que el teniente coronel sacara a empujones y con supuestos maltratos al ahora huelguista.
Según el funcionario, de ahí se habrían iniciado, por medio de la asociación de funcionarios, los trámites administrativos para informar lo ocurrido, solicitando la Anfup una investigación sumaria, la que está aún en curso.
No obstante, lo que habría indignado a los funcionarios del cuadro permanente es que el oficial, junto con dar cuenta al director regional de Gendarmería, interpusiera una denuncia por amenazas en la Fiscalía, abriéndose una causa penal en contra del funcionario ahora movilizado.
Exigencias y medidas de presión
A tal grado de crispación ha llegado la situación en el penal de nuestra ciudad, que el pasado 18 de agosto y sin que trascendiera fuera de los muros de la cárcel, los funcionarios del recinto se tomaron por varias horas la prisión, con la finalidad de que se dispusieran sanciones contra el oficial, y que se escuchen las demandas que están haciendo como trabajadores.
“No descartamos que dicha acción se pueda repetir, aunque ahora lo importante es la salud del colega, quien ha iniciado un proceso que involucra su calidad de vida, pero las asociaciones estamos en alerta, a la espera de que se cumplan las exigencias del funcionario y dispuestos a tomar otras medidas”, añadió el suboficial mayor.
De acuerdo al comunicado entregado por los funcionarios penitenciarios, el gendarme movilizado exige la presencia del director nacional de la institución penitenciaria o bien del ministro de Justicia, ya que asegura que el seremi de Justicia Pablo Bussenius y el director regional coronel Alejandro Fuentes, no son interlocutores válidos pues tenían conocimiento con anterioridad de lo que ocurría sin que hicieran nada para solucionar el conflicto.
“Es un desprestigio institucional”
En tanto, como un hecho “lamentable”, calificó el director regional de Gendarmería en Magallanes, coronel Alejandro Fuentes, la decisión de un funcionario de comenzar la huelga de hambre, ya que manifestó que la situación actualmente se encuentra en manos del Ministerio Público, y a su vez en un sumario administrativo interno que data del mes de mayo, los cuales tienen pendiente su resolución.
Además, para el oficial de la institución en nuestra región “es una situación lamentable, ya que siempre se han mantenido abiertos los canales de comunicación interna, los que se han llevado adelante con fluidez y calma por el bien de la institución, por lo cual este tipo de acciones no hacen más que entorpecer y desprestigiar a Gendarmería de Chile”.
Asimismo, Fuentes fue enfático en manifestar que “no hay ningún funcionario que esté ajeno a las normas institucionales o a los mandatos institucionales, y que es deber de todos acatar los requerimientos de los Tribunales de Justicia y del Ministerio Público”, concluyó.