Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

Invertirán US$5 millones en construir centro turístico en Fuerte Bulnes-Parque Rey Don Felipe

Iniciativa busca construir un complejo para visitantes, un museo interactivo, un centro de investigación y generar senderos de observación de los asentamientos con mayor carga histórica de Magallanes, entre otros.

Por La Prensa Austral Domingo 21 de Agosto del 2011

Compartir esta noticia
74
Visitas


Relevar el patrimonio histórico-cultural de Fuerte Bulnes y del Parque Rey Don Felipe y, de esta manera, potenciar un sector hoy prácticamente abandonado, a través de una oferta turística que integrará de manera sustancial la historia, la etnohistoria, la cultura y la conservación del patrimonio natural, es el principal desafío del proyecto de la empresa Patagonia Histórica S.A.

La compañía se adjudicó la concesión de estos sitios en julio pasado y sólo está a la espera de las últimas resoluciones del Consejo de Monumentos Nacionales para comenzar a levantar el complejo que buscará ser totalmente armónico con el entorno natural.

Fuerte Bulnes y el Parque Histórico Rey Don Felipe se emplazan a 60 kilómetros de Punta Arenas, en el sector oriente de la península de Brünswick, entre la desembocadura del río San Juan y bahía Mansa, sin incluirlos.
El gerente general de la compañía, Eduardo Manzares, explicó que el proyecto contempla una inversión de US$5 millones, desglosada en los US$3 millones 330 mil que fue el monto total propuesto para los 25 años de concesión (más del doble del mínimo exigido en las bases) y que se engrosará a la suma referida incluyendo estudios y puesta en marcha de la iniciativa.

Se contempla invertir el 84% del total comprometido el primer año de concesión. A la espera de las autorizaciones finales, la empresa espera comenzar a levantar el centro en los próximos meses para que éste esté totalmente en operación a fines del año venidero.

Un aspecto relevante y significativo es que el citado centro de visitantes se emplazará a más de dos kilómetros de Fuerte Bulnes, destacó Manzanares.

“El edificio del denominado centro de visitantes estará cerca de los torreones (actual entrada de Fuerte Bulnes) y a más de dos kilómetros del Fuerte, implementándose con esto las mejores prácticas actuales a nivel mundial, en donde el visitante es guiado al interior del parque proveyéndole de movilización para acudir a los lugares temáticos, como Puerto de Hambre, Fuerte Bulnes, así como guías para el senderismo o mirador, o entregándole información y servicios para su libre y seguro desplazamiento al interior del parque”.

Sitio de mayor carga histórica de la Patagonia Austral
El consorcio espera contribuir significativamente a la “recuperación” del que es considerado como “el punto de mayor carga histórica” de la Patagonia Austral, como lo ha definido el Premio Nacional de Historia y Premio Bicentenario, Mateo Martinic Beros.

Se trata de un patrimonio histórico-cultural invaluable, por cuanto reúne al primer intento colonizador de España con la expedición de Sarmiento de Gamboa (Puerto Hambre) y de la toma de posesión por parte de Chile del estrecho de Magallanes (Fuerte Bulnes).

Pero, la columna cronológica comienza mucho antes, con el asentamiento de cazadores recolectores fechados hace 6 mil años en Punta Santa Ana, pasando por una serie de sitios prehispánicos aún no definidos cronológicamente.
Además, la idea es que esta oferta turística de calidad internacional permitirá aportar, por su ubicación estratégica, al desarrollo de vastos sectores, como potencial punto de inicio de circuitos en la península de Brünswick y navegación a Tierra del Fuego (senos Almirantazgo, Brooks, Martínez, De Agostini), cabos San Isidro y Froward (este último el punto más austral de América continental), y Parque Marino Francisco Coloane (avistamiento de mamíferos marinos en la isla Carlos III).

Oferta de servicios
El proyecto considerará levantar un centro de visitantes, donde se podrá acceder a información expedita sobre la base de consultas y folletería.

También habrá una sala multimedia para 75 personas, especialmente habilitada para presentaciones de inducción que se realizarán a grupos de visitantes al inicio del recorrido.

Habrá un restaurante-cafetería para unas cien a 150 personas, un espacio para venta de artesanías y souvenirs, espacio para exposiciones, sala de investigadores, enfermería, oficina de correos, internet y baños públicos.
Esto se complementará con recreaciones históricas, servicio de guías y guarda parques, la habilitación de un sector de picnic y servicios para discapacitados.