Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Investigan si la pareja de extranjeros hizo otras compras con dólares falsos

Si bien la experiencia y habitualidad del manejo del dinero permitió al empresario Eduardo Scott reconocer de inmediato que los 900 dólares que intentaban girar los imputados eran falsos, el perito documental de la policía civil admite que los billetes adulterados poseían un gran nivel de similitud a uno original, y confirmó que para el común de las personas sería muy difícil detectar su ilegalidad, en tanto, la Brigada de Robos de la PDI investiga si ambos detenidos habían hecho circular las imitaciones de papel moneda en el comercio local.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 9 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
202
Visitas


Si bien la experiencia y habitualidad del manejo del dinero permitió al empresario Eduardo Scott reconocer de inmediato que los 900 dólares que intentaban girar los imputados eran falsos, el perito documental de la policía civil admite que los billetes adulterados poseían un gran nivel de similitud a uno original, y confirmó que para el común de las personas sería muy difícil detectar su ilegalidad, en tanto, la Brigada de Robos de la PDI investiga si ambos detenidos habían hecho circular las imitaciones de papel moneda en el comercio local.

El futuro judicial de la ciudadana argentina Graciela Cristina Baiocco, de 50 años, y de Robert Roa Santana, de 27, se definió ayer en el Juzgado de Garantía, luego de que se controlara la detención de los ciudadanos extranjeros, detenidos por la PDI al mediodía del miércoles al ser sorprendidos intentando girar 900 dólares falsificados, en la casa de cambios Scott, en calle Roca. Tras legitimarse el procedimiento policial y formalizar la investigación, se arribó a la salida alternativa de suspensión condicional del procedimiento, además del pago de una donativo de 100 mil pesos a las Jornadas por la Rehabilitación, quedando luego en libertad el matrimonio.

Terminada la audiencia, ninguno de los imputados quiso entregar declaraciones respecto de la procedencia de los billetes falsos, ya que la PDI no descartó que ellos mismos fueran victimas del ilícito, y que en desconocimiento quisieran utilizar el dinero.

Pesquisas policiales

El jefe de la Biro, comisario Luis García, confirmó que es necesario dilucidar cuál es el origen de los billetes fraudulentos, aunque se tiene sospecha que sea de procedencia argentina. De igual manera, conocer cuál era el destino, y principalmente esclarecer la responsabilidad de las personas en un supuesto hecho ilegal, ya que existe hasta el momento información que hablaría de un actuar a lo menos sospechoso de la pareja, quienes registran domicilio en la provincia de Santa Cruz y viajan constantemente a Punta Arenas, para realizar este tipo de transacciones monetarias.

Lo anterior, lo confirma el empresario Eduardo Scott, quien hábilmente detectó la presencia de los billetes falsificados. Reconoce haber visto a la pareja en ocasiones anteriores en la casa de cambios.

Otra de las aristas que sigue la policía, es saber si se “movió” el dinero en el comercio local, ya que no se descartó ayer que hubiesen realizado compras con dólares falsificados.

Experto policial

Ricardo Navarrete, perito documental de la Policía de Investigaciones, confirmó el alto nivel de falsificación presentes en las copias detectadas, las cuales, incluso, tenían sellos de aguas, cintas de seguridad, micro impresiones y colores reactivos a luz ultravioleta, pero que la textura del papel, la ausencia de fibras de seguridad y errores de diseño del billete habrían sido principalmente los que permitieron confirmar su falsedad.

De igual manera, el profesional confirmó que no es usual ver este tipo de duplicados en circulación local, agregando que las veces que han sido detectados, son confecciones de un alto nivel de meticulosidad, y que en su mayoría se tratan de billetes de 100 dólares.

Reconocimiento

El mismo Navarrete reconoce que el alto nivel delictual que se ha alcanzado fuera de Chile, principalmente en países como Perú Colombia y Paraguay, han conseguido duplicar gran parte de las medidas de seguridad del papel moneda americano, siendo una de las últimas la de fibras bicolor, las cuales consisten en una serie de filamentos azul y rojo esparcidos aleatoriamente en diferentes partes de la superficie del papel, las cuales son cuerpos ajenos a la materia prima, y que en definitiva se ven como pequeñas líneas sobre el billete, pero que en realidad son delgados filamentos plásticos, con relieve, visibles y que son injertados a la mezcla del material moneda.

Por contra parte, Scott, indica que es la experiencia y el contacto a diario con los billetes lo que permite dar rápidamente con replicas, basándose principalmente con el tacto y la vista.