Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Joven de 24 años queda grave tras operación para bajar de peso

– “No creo que mi hija vuelva a ser la misma de antes”, admitió la madre Gladys Yáñez,
quien señala que nunca estuvo de acuerdo con la decisión de Katherine.

Por La Prensa Austral Domingo 10 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
56
Visitas


Pesaba alrededor de 97 kilos, pero su figura no le agradaba. Decidió someterse a una operación quirúrgica y hoy día está grave en la Uci del Hospital Clínico. Katherine Cárdenas Yáñez, de 24 años, soltera, se sometió a una intervención llamada “manga gástrica para perder peso”, y de esa manera poder sentirse mejor con ella misma. Todo salió mal, a los dos días de ser dada de alta comenzaron los problemas de salud, y que hoy la mantienen internada en grave estado.

Sus padres Isidro Cárdenas y Gladys Yánez explican entre sollozos su dolor. “No queríamos que ella se sometiese a una operación como ésta, pero como ella es una persona mayor de edad nada pudimos hacer para cambiar su opinión”.

La joven se operó el 7 de junio y el 9 ya estaba en su hogar de alta. “Cuando llegó a nuestro domicilio lo primero que me di cuenta es que estaba decaída, y yo la veía que no estaba bien. Consultamos al médico que la operó porque pasó vomitando casi toda la noche, y él nos señaló que no era normal lo que ocurría, así que nos dio una receta para votar los gases”, señala Isidro Cárdenas.

Los padres de Katherine comentan que ella no podía hacer sus necesidades de forma normal, lo que se tradujo en un dolor agudo. “Pasaron dos días y al ir a control a la consulta del médico, llevé una toalla para que él viera lo que ella estaba vomitando, pero no lo quiso ver y nos señaló que era absolutamente normal. Luego nos envió devuelta a la casa y nos dijo que esperemos hasta el próximo lunes para hacer una endoscopía, porque podría haber quedado estrecha la manga gástrica”, relata la madre.

Enfrenta un shock séptico

No pasó un día cuando los padres de Katherine tuvieron que llevarla hasta el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico porque el dolor y los vómitos eran demasiados. Llegó en un estado de extrema gravedad con una infección grave diagnosticada como un shock séptico.

La paciente no sólo debe soportar ahora los problemas que le causó la fallida operación, sino que además ahora sufre de una complicada bronconeumonía y además sus dañados riñones deberan ser sometidos a diálisis.

Su padre señala que está súper dolido con lo sucedido, ya que el facultativo no reaccionó a tiempo. “Nosotros confiamos en él, porque ha operado varias veces en Punta Arenas, pero mira lo que nos pasó”, añade el papá de Katherine.

“Nosotros como familia no damos más del dolor, estamos completamente destruidos y creo que ella nunca va a volver a ser la misma de antes. Ojalá que todo se solucione, pero no sé con qué secuelas quedará mi hija luego de este calvario”, acota la mamá.

Katherine, hasta el momento, se encuentra con un coma inducido. Su madre agradece todo el apoyo brindado por sus compañeros de trabajo de la empresa Crosur, que en todo momento la han apoyado. Los padres optaron por no hacer público el nombre del médico que operó a su hija.