Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Jóvenes de la villa Nelda Panicucci están entre los más vulnerables

“En este sector los chicos se drogan, toman alcohol y hacen muchos problemas. Yo tengo un hijo de 18 años y se droga
junto a sus amigos”, reconoció una vecina.

Por La Prensa Austral Sábado 2 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
20
Visitas


Prevenir es la receta. Así por lo menos lo dejan en claro los funcionarios del Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes (Conace), que entregaron información en la villa Nelda Panicucci, conmemorando de cierta manera el Día Internacional de la Prevención del consumo de drogas.

La actividad contó además con la participación de Carabineros, quienes trabajaron en conjunto con el Conace en la entrega de folletos informativos y aconsejaron a las familias para la prevención de las drogas entre la juventud del sector. La acción conjunta permitió llegar a 240 hogares, cuyo sector está considerado entre uno de los más vulnerables.
“En este sector los chicos se drogan, toman alcohol y hacen muchos problemas. Yo tengo un hijo de 18 años y se droga junto a sus amigos. El ha caído muchas veces preso por robo, lo aconsejo y no entiende, pero de a poco se está comportando mejor”, señala Juana Oyarzún, al comentar la situación que enfrenta su hijo en la villa Nelda Panicucci.
También relata que los jóvenes se reúnen a beber al lado de la pampa, sin importar el día, y que por la noche bajan desde la pampa a pelearse principalmente entre ellos.

La presidenta de la junta de vecinos de villa Nelda Panicucci, Elvira Guala, explica que han venido experimentando un cambio de un tiempo a esta parte, lo que se observa esencialmente en la sede de la junta de vecinos. “La problemática principal es el alcoholismo en la juventud, pero de a poco hemos venido trabajando para erradicar ese tema de nuestra población. Antes destruían la sede vecinal y en cambio ahora, inclusive, existe un grupo de jóvenes que va a bailar, y la limpian cada cierto tiempo”, comenta la dirigenta vecinal.

El orgullo de otros vecinos

Así como esta población puede significar un riesgo para la familia de algunos, también hay otras personas que se sienten orgullosas de sus hijos, los cuales nunca han sido víctimas de la droga o el alcohol. “Si bien siempre hay chicos con problemas con drogas en la población, esto ha ido cambiando de a poco. Yo tengo un hijo que está estudiando Ingeniería en Prevención de Riesgos, y gracias a Dios y a nosotros que le dimos una buena educación, él nunca ha estado envuelto en ningún problema”, añade Atilio Ojeda.

Además, Ojeda acota que esto del alcohol y la droga entre los jóvenes sólo es culpa de los mayores que no educan bien a sus hijos, ya que “los carabineros pasan siempre por la población, pero la familia no los educa bien”.
Según los pobladores, el sector ha venido cambiando de a poco. Antes los jóvenes peleaban todas las noches en estado de ebriedad, y después rompían todo a su paso, pero con iniciativas como las del Conace, la junta de vecinos y Carabineros la situación tiende a cambiar.