Necrológicas
  • Herminia Hernández Andrade
  • Francisco Clodomiro Maldonado Barría
  • Mirna Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic

Junji reveló el estado de los ocho jardines no empadronados

La entidad fiscalizará de manera permanente las áreas de gestión educativa, organizacional, buen trato
y familia, higiene, alimentación, seguridad e infraestructura.

Por La Prensa Austral Jueves 14 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
27
Visitas


¿Por qué deberíamos preguntarnos esto?, porque muchos jóvenes y adultos se ven enfrentados a tomar una decisión sobre qué estudiar y además proyectarse en dónde podrían ocuparse. Me ha tocado asistir y participar de varias ferias laborales, en las cuales he podido conocer el perfil de las personas que están buscando trabajo o un cambio laboral. Y he quedado sorprendido, que en muchos casos han estudiado una disciplina y están trabajando en otra, por lo que me ha llevado a reflexionar: ¿Existe una “adecuada” correlación entre la oferta de formación de personas (capital humano regional) y la demanda (necesidades) de desarrollo regional? 

Analicemos primero ¿cuáles son los vectores de desarrollo regional? Industria, agro, minería, turismo y pesca, que luego demandan servicios del gobierno, construcción, comercio, transporte y comunicaciones. 

Segundo, ¿Qué se está haciendo hoy para preparar el capital humano regional? Visualicemos que la preparación para el trabajo se inicia en algunos casos en la enseñanza secundaria, dicha oferta está constituida por liceos politécnicos, industriales y comerciales, que preparan mano de obra calificada. Adicionalmente está la oferta de las instituciones superiores como universidades e institutos que forman profesionales en diferentes áreas. 

Al cruzar la información de “para dónde vamos” con “la oferta de formación”, podríamos ver que efectivamente se está preparando a las personas en los diferentes ámbitos que se requieren, pero ¿entonces en dónde radica el problema? El problema está en la proporción o énfasis que se están dando las carreras. Hay mucha oferta de carreras del área administrativa (generales) en proporción a las especificas que se requieren, lo que trae consigo que las personas estudien algo que no pueden ejercer o son mal remunerados porque hay mucha oferta de un área determinada. Otra arista de la situación es que al no haber suficiente capital especializado en un área haya que “importarlo” (del norte) o que tengamos fuga de nuestros jóvenes a estudiar a fuera de la región, porque no existe la carrera en la zona.

Por lo tanto, es fundamental tener o crear una instancia de coordinación o asesoría a los liceos técnicos, universidades e institutos que les permita orientar sus esfuerzos a mediano y largo plazo, mirando el desarrollo regional como norte y, que asegure la preparación de recursos humanos especializados para áreas productivas, coexistiendo con las carreras administrativas en una proporción adecuada que permita a los jóvenes una inserción laboral.

Finalmente creo que estamos a tiempo de hacer algo para poder cambiar esta tendencia y enfocar los esfuerzos hacia el desarrollo de capital humano que otorgue valor agregado real al desarrollo regional, que nos permita diferenciarnos y hacer de esta región de Magallanes una región pionera en la forma de enfrentar y solucionar esta gran problemática asociada a la falta de capital humano acorde a lo requerido.