Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Llaman a comunidad magallánica a hacer presentes los problemas medioambientales

Un total de siete causas ha recibido el Tercer Tribunal Ambiental -con sede en Valdivia- en el escaso tiempo de funcionamiento cumplido desde su puesta en marcha en diciembre del año pasado. Instancia que, dada su complejidad, arribó a la Región de Magallanes, a través de tres de sus ministros para dar a conocer su rol y llamar a la comunidad local a exponer los problemas medioambientales de la zona.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 4 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
13
Visitas


Un total de siete causas ha recibido el Tercer Tribunal Ambiental -con sede en Valdivia- en el escaso tiempo de funcionamiento cumplido desde su puesta en marcha en diciembre del año pasado. Instancia que, dada su complejidad, arribó a la Región de Magallanes, a través de tres de sus ministros para dar a conocer su rol y llamar a la comunidad local a exponer los problemas medioambientales de la zona.
Para hacer presente esta disposición, ayer se presentaron en Punta Arenas tres de los ministros encargados: el abogado, Michael Hantke Domas; el economista, Roberto Pastén Carrasco; y el abogado, Pablo Miranda Nigro, quienes visitaron la intendencia regional y la Corte de Apelaciones local.
Según explicó Hantke, la necesidad de crear un Tribunal Ambiental -en particular para la zona sur- nace por una constatación de una mayor preocupación de las materias medioambientales. “Se percibió que desde el Estado y las comunidades la protección al medio ambiente se volvió muy importante y, a propósito de ese interés, se modificó la estructura de protección del medio ambiente en el país”, señaló.
De ahí derivan instituciones como el Ministerio del Medio Ambiente, el Servicio de Evaluación Ambiental (Sea), la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), el futuro organismo de biodiversidad, y los tres tribunales ambientales, cuyo objetivo es “servir de revisión de los actos que realiza la SMA”.
“Se convierte en un contrapeso para balancear las potestades que tiene el SMA y el Sea a través de las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA). En resumen, se crea una instancia ambiental para resolver asuntos que hasta esa fecha, eran conocidos por las Cortes de Apelaciones, a través de los recursos de protección”, apuntó el magistrado.
La tarea del Tribunal, en Magallanes y otras cinco regiones, es revisar, a través de las reclamaciones, decisiones de las autoridades ambientales respecto de normas de emisión primarias y secundarias, que pueden ser evaluadas mediante este recurso. Evaluar también las RCA es parte de esta labor, siempre que alguna parte lo solicite tras su aprobación o rechazo.
Al mismo tiempo, el Tribunal revisa las demandas por daño ambiental, determina su existencia y expone medidas de reparación para recomponer los equilibrios sistémicos.
Llamado a la comunidad
El reciente establecimiento del Tribunal le impide, por lo pronto, apuntar los principales problemas de la zona en estos términos, sin embargo, en lo medular, “este espacio se constituye en una institución que viene a resguardar los derechos de las personas. Por tanto, la gente tiene que cambiar su “switch” y saber que hoy día, cada vez que perciben problemas en este ámbito, puede ir a la SMA y saber que existe un Tribunal que está llamado a intervenir independiente del gobierno. Así, las controversias que antes se canalizaban a través de movimientos masivos, hoy tienen su espacio de discusión profunda”, señala Hantke.
Para concluir, los ministros señalaron que, si bien la amplitud de la jurisdicción -entre Bío Bío y Magallanes- le impide tener magistraturas en cada zona. Hoy con asentamiento en Valdivia, existen otras instancias para la presentación de demandas que actualmente se pueden hacer a través del Juzgado de Letras local, señalando que, se espera en los próximos meses incorporar un sistema electrónico de ingreso de reclamaciones y demandas para los magallánicos.