Necrológicas
  • Odette Salles Naudin
  • Francisco Cárcamo Cárdenas
  • Luzmira Macías Silva
  • Alfredo Andrade Hrdalo

“Los pocos cambios en licitación en nada benefician a los guardiayudas”

Presidenta dice que si bien se estima un incremento del sueldo, bajarán los bonos e incentivos debido a la merma en la recaudación por el cobro de estacionamiento, cuya propuesta consulta una reducción en las tarifas

Por La Prensa Austral Viernes 9 de Septiembre del 2011

Compartir esta noticia
6
Visitas


Al menos en un primer vistazo, los cambios en las bases no favorecen a la empresa ni a los trabajadores. Así lo planteó ayer la presidenta del Sindicato de Guardiayudas, Roxana Gallardo, al ser consultada respecto de la licitación del servicio de estacionamientos que inicia su proceso el próximo miércoles.

La dirigenta sostiene que el tema ha sido abordado de manera informal con los trabajadores del Sindicato de la empresa Sec (actual prestadora del servicio de tarjetas) y que el sábado se concretará una reunión en que se conocerán los alcances del llamado que hará el municipio.

Roxana Gallardo señala que así como están planteadas las bases “esto no es negocio para ninguna empresa”. Argumenta que si bien se habla de aumentar el sueldo a los trabajadores, de 182 mil a 250 mil pesos, se va a producir una disminución en bonos y otras regalías debido a la baja en la recaudación. Esto último tiene que ver directamente con la disminución en el valor del minuto de servicio.

Agrega que no se trata de estar en contra de un cobro más barato, más bien de no perder las proporciones. “El gran objetivo de cobrar tarjetas en el centro de la ciudad fue regular el flujo vehicular, hacerlo más rápido, expedito y evitar detenciones prolongadas. Hoy, con las nuevas tarifas, se va a favorecer a quien se queda más tiempo”.

La dirigenta señala que al municipio le resulta fácil imponer las condiciones cuando cobra una tarifa plana, con una base de 36 millones de pesos. El problema, plantea, es para la empresa que ofrece el servicio y, por ende, para sus trabajadores.

Recuerda que hace un par de años la municipalidad se quedaba con un porcentaje de la recaudación (sobre el 30 por ciento), teniendo además una participación activa en cuanto a asegurar un buen servicio.

Respecto del futuro laboral de los más de 120 trabajadores, indica que obviamente es de incertidumbre. No hay condiciones ni menos exigencias para el futuro adjudicatario, acerca de mantener a los actuales guardiayudas.
Más aún, hoy las bases establecen un mínimo de 70 personas en las calles.