Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

Luis Alejandro Vito Millalonco fue encontrado culpable de tres robos con intimidación: “Fui condenado por un asalto que no cometí”

“Estoy cumpliendo condena por un delito que cometí debido a un trastorno, hecho por el cual me entregué de forma voluntaria al darme cuenta de lo que hice. Primero, me entregué por principios, y segundo para que no se acusara a nadie inocente. Ahora resulta que me quieren cargar con otro delito, en el que no tengo nada que ver”, expuso desde la cárcel de Punta Arenas, Luis Alejandro Vito Millalonco, condenado -en dos juicios- por asaltos que afectaron a los locales comerciales “Juan Carlos”, “Golditos” y “Copayapu”.
[…]

Por La Prensa Austral Martes 11 de Noviembre del 2014

Compartir esta noticia
85
Visitas


“Estoy cumpliendo condena por un delito que cometí debido a un trastorno, hecho por el cual me entregué de forma voluntaria al darme cuenta de lo que hice. Primero, me entregué por principios, y segundo para que no se acusara a nadie inocente. Ahora resulta que me quieren cargar con otro delito, en el que no tengo nada que ver”, expuso desde la cárcel de Punta Arenas, Luis Alejandro Vito Millalonco, condenado -en dos juicios- por asaltos que afectaron a los locales comerciales “Juan Carlos”, “Golditos” y “Copayapu”.
En diciembre de 2013, Vito Millalonco fue sentenciado a purgar una pena 5 años y un día, luego de que en juicio oral reconociera su participación en el robo al almacén “Juan Carlos” de calle Arturo Prat, y que también había protagonizado un asalto frustrado en el local de comidas “Golditos” de Avenida España.
Su detención causó revuelo, y su rostro dio la vuelta a la región a través de los medios de comunicación. Eso permitió que otra dueña de un local, ubicado en calle Hornillas, lo reconociera como autor del asalto que afectó a su negocio el 7 de junio de 2013. Por este tercer episodio, Vito fue llevado a un segundo juicio oral, en mayo de este año, donde siempre negó su participación, a diferencia de los casos anteriores. Pese a ello, fue condenado a una segunda pena de 5 años y un día.
“No lo hice yo”
“Ya me llegó la notificación, 5 años y un día, una condena injusta. Sólo se quería encontrar un culpable para que la Fiscalía quedara bien ante la sociedad. Ahora me pregunto ¿cuántos internos del penal están cumpliendo condenas con este tipo de procesos que no son transparentes y que buscan lo más fácil?, yo no lo hice”, remarcó a través de una carta enviada a este medio de comunicación.
Vito Millalonco hizo un llamado a la Defensoría Penal y al secretario regional ministerial de Justicia para que tomen cartas en el asunto, revisen nuevamente su caso, ya que “serán 5 años y un día de mi vida que nadie me devolverá, sobre todo si se trata de un hecho en que soy inocente”.
En su misiva sostiene que durante la ronda de reconocimiento realizada en dependencias de Carabineros, la presunta víctima declaró que identificó a otra persona, sin embargo la policía le manifestó que esa persona no podía ser porque estaba cumpliendo condena en el penal de esta ciudad; ni ella estaba segura, subrayó. La mujer sólo planteó que el asalto sufrido fue similar al del almacén “Juan Carlos”.
En relación a dicho testimonio, puntualizó: “Le ruego a la señora, dueña del almacén, que se ponga la mano en el corazón y que reconozca la falta de pruebas en mi contra. Yo no le echo la culpa a ella, culpo a la Fiscalía y a su investigación, además de lo que dijo el fiscal en los medios de comunicación, ya que quizás por eso la señora afectada no dudó en culparme del asalto, cuando antes había reconocido a otra persona”, reclamó Vito en su carta.
Reclama contra
su defensor
A continuación se quejó públicamente que fue mal defendido: “Primero, porque el abogado (Leonardo Vallejos) no me dejó hablar en el juicio, cosa que jugó en mi contra. Además, uno de los jueces me quería dejar absuelto por falta de pruebas, pero los otros integrantes y el fiscal se opusieron ya que según ellos nadie tenía antecedentes de lo que yo hice a la hora del asalto, pero sí había una testigo que fue nombrada. El abogado que me defendía nunca objetó que, sabiendo que había una testigo, ésta no se presentara, por último hubiese pedido una nueva audiencia donde sí llegara, ya que ella fue la que estuvo conmigo en ese horario”.
De acuerdo al relato realizado por la dueña del almacén “Copayapu”, su asaltante, tras consumar el robo en calle Hornillas, abordó un taxi colectivo y se bajó en calle Chiloé con Errázuriz, según declaró un testigo.
Vito recordó que al salir de su casa varias personas lo vieron. “Eran las 19,10 horas (7 de junio de 2013), porque antes de salir miré el reloj y le dije a mi cuñado que iba al centro a juntarme con una amiga. Yo andaba con una chaqueta de cuero de color negro, jeans azules y zapatillas blancas, y tomé un colectivo pasadas las 19,30 horas. Me demoré en tomar uno porque todos pasaban llenos, ya que ese día jugaba la Selección Chilena por las eliminatorias. A la señora la asaltaron a las 19,40 horas, según lo que dijo. Yo en ese momento me dirigía al centro a juntarme con mi amiga, y me bajé en calle Errázuriz donde ella trabaja, pero no estaba. De todas maneras, estuve con su hermana desde las 19,40 hasta las 21 horas; en ese intertanto fuimos a comprar a la perfumería El Dólar que queda en la misma calle”, narró.
“La señora del negocio dijo que el asaltante llevaba puesto un polerón a rayas cruzadas de color azul, un gorro camuflado y que sólo le vio los ojos. Además declaró que la persona que la asaltó salió arrancando y ella lo siguió, y supuestamente vio cuando el asaltante tiró una chaqueta que llevaba puesta, tipo militar, ¿por qué la policía no hizo peritajes a esa prenda? todo quedó en el aire y sin respuestas”, expuso Vito Millalonco.
Familiares
claman justicia
La familia de Vito Millalonco, insiste en que no se agotaron todas las diligencias para probar la inocencia del sentenciado. Aseguran que su relato es veraz, que luego de asumir lo que había hecho, producto de mezclar alcohol y drogas, ellos mismos lo motivaron a entregarse.
Confirman que el acusado salió desde su hogar en el pasaje El Vellonero, y que por horarios, no podría estar vinculado al asalto por el cual recibió una segunda pena de 5 años y un día.
Cabe señalar que la sentencia en el segundo juicio se encuentra ejecutoriada, por lo que deberá cumplirse una vez que Vito purgue la primera condena que recibió.