Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Magallánicos se fueron volando a Mendoza

Fue un viaje agotador. Pero valió la pena. Y mucho.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 11 de Julio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
23
Visitas


Fue un viaje agotador. Pero valió la pena. Y mucho.

Hubo que levantarse temprano el viernes para tomar el avión BAE 146-200, un charter de Dap que a las 7 de ese día despegó desde Punta Arenas con un grupo de 35 magallánicos, fanáticos del fútbol, que se entusiasmaron con la idea de asistir al partido de Chile contra Uruguay que se disputaba a las 6,15 de la tarde en el Estadio Malvinas Argentina de Mendoza.

El arribo a Santiago demoró una hora más de lo programado por un fuerte viento en contra, que, como muy bien graficó el piloto, dejó “ñata” la nariz del avión. Sesenta minutos de escala en la capital para reabastecer combustible, permitir que abordaran 50 personas más (en su mayoría magallánicos residentes en la zona central) y de ahí a cruzar la cordillera de los Andes.

A las 16,30 el estadio estaba copado casi en un 70 por ciento. Una gran masa de chilenos prácticamente no dejaba espacio a los uruguayos, peruanos y mexicanos. A la hora de entonar los himnos, ante de comenzar el partido, los compatriotas guardaron silencio dejando que los “charrúas” entonaran el suyo; casi no se oían. Gran diferencia con lo que ocurrió después, con un estadio cantando al unísono y con fuerza nuestra canción nacional.

No es necesario hablar del partido. Sólo decir que quienes estuvieron ahí guardarán para siempre el recuerdo del gol, en vivo y en directo, de Alexis Sánchez, el futbolista chileno mejor cotizado del momento. Esto por sí solo recompensa el viaje, que nos tuvo de regreso en Punta Arenas a las 7,45 de la mañana del sábado, tras casi 25 horas de viaje.