Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre

Más de un mes en la Uci lleva Otilia Barría

Ampliamente conocido por todos es el caso de Otilia Barría Cárdenas, quien sufre un raro mal denominado Enfermedad de Pompe, que hace más de ocho años que la obliga a vivir conectada a un respirador. Ella es una de las cinco personas en el país que padece esta patología hereditaria, asociada a un debilitamiento muscular progresivo y dificultades respiratorias.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 8 de Octubre del 2012

Compartir esta noticia
60
Visitas


Ampliamente conocido por todos es el caso de Otilia Barría Cárdenas, quien sufre un raro mal denominado Enfermedad de Pompe, que hace más de ocho años que la obliga a vivir conectada a un respirador. Ella es una de las cinco personas en el país que padece esta patología hereditaria, asociada a un debilitamiento muscular progresivo y dificultades respiratorias.

Pese a la buena noticia que hace dos semanas significó la confirmación de una pensión de gracia que le otorgará el gobierno, la paciente se mantiene hace cinco semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos (Uci) Hospital Clínico, al que ingresó con una neumonia y luego la complicó una bacteria en el pulmón.

En contacto con este medio, Mercedes, hermana de Otilia, dijo que se mantiene entubada y sin variaciones. En todo caso, “ella dice que está bien”, aunque se verá obligada a seguir en la Uci por un problema adicional. La familiar refirió que justo cuando ella cayó en el hospital, se le quemó el respirador artificial que tenía en su hogar. Esto fue atribuido a una instalación aparentemente mal hecha por la empresa Claro a un vecino, ya que debieron llamar a Edelmag, quienes les confirmaron que habían dejado un cable suelto en el poste del alumbrado y éste empezó a hacer contacto. “Gracias a Dios sólo fue la máquina, pero tuvimos que desenchufar el refrigerador y todos los artefactos eléctricos”, expresó.

En todo caso, el perjuicio no es menor, ya que el respirador cuesta más de 6 millones de pesos, y hoy el instituto nacional encargado de ver la Enfermedad de Pompe se haría cargo de la máquina.

Pese a todos estos percances, Mercedes destacó que su hermana, a pocas semanas de despertar de un coma y estando hoy toda entubada, con ventilación mecánica hospitalaria, se mantiene con muchas ganas de seguir viviendo. A la fecha, debe esperar que le solucionen ese problema del respirador para de ahí acostumbrarse a la que será una nueva máquina, lo cual desconoce hasta cuando será.

En lo referido a su pensión de gracia, los papeles se fueron a Santiago y les avisarán de la gobernación de Magallanes si la documentación final llega este año o el otro. “Ojalá sea este año para que ella pueda disfrutar de su pensión como corresponde”, señaló la familiar.