Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Matrimonio sobreviviente: “El chofer nos salvó la vida”

– Confiesan que gracias a la pericia del conductor de la máquina de pasajeros no hubo más muertes que lamentar.

Por La Prensa Austral Domingo 24 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
143
Visitas


Un conmovedor relato entregó un matrimonio que sobrevivió al impactante accidente carretero ocurrido en la noche del viernes, en la ruta a Natales, entre un bus de la empresa Pacheco y un camión de transporte de combustible, que cobró la vida de una joven natalina de 18 años y dejó a otras siete personas lesionadas, dos de ellas hospitalizadas con lesiones graves.

Pese a que la versión oficial que maneja tanto Carabineros como la Fiscalía de Natales da cuenta que el bus regresaba a Natales con 35 pasajeros, el chofer de la máquina asegura que viajaba con su capacidad completa (50 personas).

Blanca Arenas viajaba con su marido José Cárdenas desde Punta Arenas hacia Puerto Natales. Y lo hacían también acompañados por Lucía Avendaño Arenas, hermana de la mujer, cuando el moderno bus de pasajeros fue impactado violentamente por un camión faltando 78 kilómetros para llegar a su destino.

“Fue todo tan rápido, íbamos casi todos durmiendo, en un segundo sentimos un impacto y la chica que estaba al lado mío (Loreto Cárdenas Gallardo, la única fallecida) salió volando por la ventana. En esos momentos miré a mi hermana (Lucía Avendaño) y le corría la sangre con toda una parte de su cabeza dada vuelta hacia atrás. ¡Fue terrible! El susto fue inmenso, pero no quise asustar a Lucía y le dije que no era nada grave lo que tenía”, comenta Blanca Arenas, mientras esperaba sentada afuera de la Uci del Hospital Clínico, en Punta Arenas, noticias de su hermana.

La pasajera relató que ella sólo sufrió golpes en el cuerpo y que ya fue evaluada en Puerto Natales, pero que no tiene fracturas al igual que su marido. Además, comentó, que su hermana siempre estuvo consciente luego de la colisión.

No hubo exceso
de velocidad

Enseguida aclaró que “el bus en ningún momento iba a exceso de velocidad al momento de chocar con el camión. No sabemos quién tuvo la culpa, puede ser quizás que el viento sacó del eje alguno de los dos vehículos. Fue sólo la parte posterior del bus, pero causó un daño tremendo”, explicó.

Su esposo José Cárdenas, en tanto, reconoció que es un milagro del Señor que estén vivos. “Después del impacto, el bus perdió la estabilidad y se movía para todos lados, ahí creíamos que se daba vuelta, pero el chofer nos salvó la vida gracias a su pericia”, remarcó.

La sobreviviente agregó que luego del fuerte impacto “el bus comenzó a tambalear y la gente se golpeaba en las ventanas y gritaba, trataban de pararse, pero se caían y llamaban a la calma”.

Lucía Avendaño al momento de llegar al Hospital Clínico fue sometida a un escáner, el que reveló que tiene una parte del cuero cabelludo dañado. Por el momento se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos, al igual que el segundo herido de gravedad, Fabio Sierpe, de 19 años, pololo de la fallecida joven Loreto Cárdenas.