Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

“Me golpearon con una botella en la cabeza y en el suelo me pegaron con piedras, patadas y puñetes”

Ayer fue intervenido quirúrgicamente y se encuentra internado en el Hospital Clínico en franca recuperación.

Por La Prensa Austral Jueves 20 de Octubre del 2011

Compartir esta noticia
69
Visitas


Internado en la Unidad Médico Quirúrgico del Hospital Clínico, permanece Matías Saldivia, joven de 19 años estudiante de cuarto año medio del Instituto Superior de Comercio (Insuco), quien a las 3 horas de la madrugada del martes fue agredido en calle Chiloé entre Balmaceda y Errázuriz por tres sujetos, dos de los cuales fueron detenidos por Carabineros e identificados como Angelo Mauricio Vera Ruiz, de 19, y Daniel Esteban Mansilla León, de 27, quienes media hora antes en una intersección cercana habían asesinado al contratista y padre de tres hijos, Carlos Patricio Oyarzo Maldonado, de 53 años.

En su habitación del centro asistencial recibió a La Prensa Austral y relató fielmente como ocurrieron los hechos, sumando al puzzle policial a un tercer individuo, el cual no ha sido identificado aún por la policía.

Señala Saldivia que él se encontraba junto a tres amigos transitando por Avenida España, cuando deciden caminar por calle Errázuriz y se encuentran en la salida de un local nocturno, el cual no logró identificar, con los sujetos antes mencionados, quienes les comenzaron a gritar improperios y a amenazarlos, momento en el que los antisociales comienzan a correr hacia ellos y por ende junto a su grupo de amigos deciden correr, perdiéndolos de vista en Fagnano con Chiloé. Posteriormente continúan su camino y se reencuentran con ellos en esta última calle entre Balmaceda y Errázuriz, tras lo cual comienza nuevamente a correr, pero sin la misma suerte de la oportunidad anterior, debido a que se le salió una de sus zapatillas y por ende fue alcanzado en forma instantánea, como relató, momento en el que recibió un botellazo en la cabeza y producto del impacto cayó al pavimento, donde le comenzaron a propinar golpes de pies y puños, y le lanzaron piedras. A su vez, con el gollete de la botella lo lesionaron en su mano derecha, producto de lo cual perdió la movilidad de uno de sus dedos.

Fue en ese momento cuando sus amigos se percataron de lo que estaba sucediendo y en medio de la indignación de ver a su compañero golpeado, fueron ellos los que comenzaron a perseguir a los agresores, minuto en el que por sus propios medios se dirigió al Radiotaxis Calafate, que se ubica en Balmaceda entre José Nogueira y 21 de Mayo, y solicitó ayuda, lugar desde el cual llamaron a Carabineros y al Sistema de Atención Médica de Urgencia (Samu).

Agradecimientos

Matías Saldivia, agradeció profundamente a los funcionarios del radiotaxis, quienes con su ayuda evitaron que el hecho se transformara en una desgracia mayor, y a Carabineros, quienes además de derivarlo al centro asistencial por la demora de la ambulancia del Samu, han estado preocupados por su estado de salud permanentemente, sostuvo.
Mismos agradecimientos replicó su padre, Esteban Saldivia Hernández, quien destacó la “efectividad” de la policía uniformada en la detención de los antisociales, aunque exigió que se aplique todo el rigor de la ley en ambos sujetos, en especial por que ellos mismos minutos antes habían protagonizado un homicidio, remarcó.

“Espero que la justicia sea lo más drástica posible con este tipo de antisociales que no pueden andar sueltos en la calle no permitiendo que los jóvenes que no están haciendo nada puedan transitar libremente. Punta Arenas se ha vuelto totalmente peligrosa, imagínate que esto sucedió un día de semana, o sea qué queda para los fines de semana cuando la gente quiere salir”, precisó.

Agregó que por el momento no entablará ninguna acción judicial en contra de los detenidos, permaneciendo a la espera de lo que se resuelva en la audiencia de formalización de cargos que se realizará hoy a las 12,30 horas.

Estado de salud

Como informó el doctor Javier Poblete, jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Clínico, el paciente se encuentra sin riesgo vital y fue intervenido quirúrgicamente en la tarde de ayer donde se le reparó la “herida cortante palmar con sección de un tendón flexor en un dedo” que presenta en la mano derecha.

Hoy será evaluado por su médico tratante y si continúa evolucionando favorablemente, será dado de alta en los próximos días.