Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre

Médicos establecieron que mujer rescatada de incendio no tiene comprometidas las vías respiratorias

Sus cuatro hijos permanecen al cuidado de amigos del matrimonio en Puerto Williams.

Por La Prensa Austral Viernes 19 de Octubre del 2012

Compartir esta noticia
13
Visitas


Tras el violento incendio que arrasó con una vivienda en Puerto Williams el miércoles último, Patricia Almonacid Salas, de 35 años, quien fuera rescatada de las llamas y aeroevacuada hasta la Unidad de Cuidados Intensivos (Uci) del Hospital Clínico para su atención, permanece en delicada condición en el centro asistencial pero sin presentar compromiso de las vías respiratorias.

A la espera de su pronta recuperación, Fernando Uribe Bustamante, señaló a La Prensa Austral que su esposa “está estable dentro de su gravedad y con un coma inducido”, señalando que tras pasar una noche tranquila y ser evaluada nuevamente por los médicos durante la jornada de ayer, se estableció que “no tiene comprometidas las cuerdas vocales ni las vías respiratorias”.

En Puerto Williams, al recibir las primeras atenciones, la paciente fue intubada, por lo que Patricia sigue conectada a un respirador mecánico para apoyar la respiración y para que no fuerce sus pulmones, siendo “su respiración normal”, dijo el marido, agregando que continúa bajo tratamiento con medicamentos vasoactivos para asistir su recuperación.
Llamó a la tranquilidad a familiares y amigos frente a rumores que daban cuenta de graves lesiones causadas por el fuego. “Quiero dejar muy en claro que ella no tiene quemaduras externas. Aún no nos explicamos cómo se protegió y sólo tiene pequeñas lesiones en las fosas nasales”, subrayó.

El incendio

Al recordar el momento del siniestro, Uribe, natural de Punta Arenas, señaló que “yo estaba trabajando en el hotel (Lakutaia) cuando me avisaron y partí en el camión y al llegar el incendio ya estaba desatado”. En ese sentido destacó la pronta y eficaz acción emprendida por las personas que encontraron a su esposa inconsciente en el sector de la cocina del inmueble. Ella se encontraba descansando en su domicilio con motivo de su día libre, ya que también se desempeña en el mencionado centro de hospedaje.

“La atendieron de inmediato y nos trajo Aerovías Dap”, dijo, destacando el hecho que los pasajeros cedieran dicho vuelo para realizar el traslado de su esposa sin complicaciones.

Valoró el apoyo que durante estos difíciles momentos han recibido de sus familiares y conocidos, y agradeció “especialmente a los amigos que están cuidando a nuestros cuatro hijos en Puerto Williams; gracias a Dios nuestra familia es muy querida”.

Finalmente y recordando que al momento del voraz incendio sus cuatro hijos se encontraban en clases, el hombre señaló con gran pesar que Tauro, su perro, no pudiera escapar de las llamas ya que “no sólo era la mascota, era un hijo más”.