Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Menor de 1 año y 10 meses muere en el Hospital Clínico tras ser internado por varicela

– Ayer se realizaron sus funerales en el Cementerio Municipal.

Por La Prensa Austral Domingo 11 de Septiembre del 2011

Compartir esta noticia
25
Visitas


El miércoles 31 de agosto fue ingresado al Hospital Clínico el pequeño de 1 año y 10 meses, Angel Barrientos Nitor, a quien se le diagnosticó varicela. En el centro asistencial, como señaló Mónica Rozas, enfermera del departamento de Epidemiología de la secretaria regional ministerial de Salud, la enfermedad se “sobreinfectó” y produjo un shock séptico, el cual derivó en la muerte del menor en horas del jueves pasado, luego de haber permanecido internado en la Uci Pediátrica del centro asistencial por ocho días.

La profesional explicó que “el término shock se utiliza para describir una situación médica en la cual los órganos y tejidos del organismo no reciben un aporte suficiente de oxígeno y nutrientes, lo que ocasiona una muerte progresiva de las células y un fallo en la función de los diferentes órganos. El shock séptico es un tipo de shock que se produce como resultado de una respuesta inflamatoria generalizada del organismo debido a una infección. Es grave y puede ocasionar la muerte”, precisó.

Ayer el pequeño párvulo del nivel sala cuna menor del jardín infantil Caperucita Roja fue velado en la parroquia Cristo Obrero, donde, a las 16 horas, familiares y amigos participaron de una misa de responso, para una hora más tarde sepultar sus restos en el Cementerio Municipal.Su madre, Gabriela Nitor, entregó su testimonio a El Magallanes, señalando que producto de la varicela se le enroncharon a su pequeño hijo varias partes de su cuerpo.

“En la espalda, se le infectaron dos ronchitas, por lo que -según lo que me informaron los médicos- ingresó una bacteria que le envenenó la sangre y le comprometió todos los órganos del cuerpo”, acotó, agregando que las bajas defensas del menor producto de su enfermedad lo llevaron a la muerte. Dijo que junto al padre de su hijo, Pedro Barrientos, no responsabilizan al Hospital Clínico de lo sucedido y que, al contrario, tienen palabras de agradecimiento para los médicos que trataron a su hijo; Gustavo Pizarro, Pedro Araneda, Germán Sepúlveda y Jorge Lynch. Este último doctor fue el encargado de informar el triste fallecimiento del único hijo del matrimonio.

Barrientos además destacó que día y noche cuidaban del pequeño Angel dos enfermeras y que el centro asistencial no tuvo inconvenientes para que pernoctaran allí los días que Angel estuvo internado.

“Mi hijo luchó por vivir hasta el final”, testimonió emocionado.

Quien también tuvo palabras de apoyo para la familia del menor, fue la directora regional de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), Paula Vidal Muñoz, quien expresó su deseo de que “Angel los ilumine con la resignación necesaria para aceptar su pronta e inesperada partida. Sin duda él será recordado como quien realmente es: un angelito”.