Necrológicas
  • María González Hernández
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • Susana Julia Levinieri vda. de Gallardo

Miguel Serka afirma que correo electrónico con precios de caballos corresponde a un estudio de comercialización

Continúan las repercusiones por la denuncia del vicepresidente ejecutivo del Matadero Agromarín, Andrés Cox, a un canal de televisión nacional, por la supuesta matanza de caballos baguales, en la Estancia Yendegaia, donada por el millonario empresario y ecologista estadounidense Douglas Tomkins al Estado de Chile, para crear un parque nacional, hecho que se oficializó en enero pasado, en el mismo lugar, con la participación del ex Presidente Sebastián Piñera.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 11 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
31
Visitas


Continúan las repercusiones por la denuncia del vicepresidente ejecutivo del Matadero Agromarín, Andrés Cox, a un canal de televisión nacional, por la supuesta matanza de caballos baguales, en la Estancia Yendegaia, donada por el millonario empresario y ecologista estadounidense Douglas Tomkins al Estado de Chile, para crear un parque nacional, hecho que se oficializó en enero pasado, en el mismo lugar, con la participación del ex Presidente Sebastián Piñera.
Al respecto, trascendió la existencia de un correo electrónico enviado por Miguel Serka, ex propietario de la Estancia Yendegaia y supuesto cazador de estos animales, a Andrés Cox, en donde valoriza 240 caballos para faenar a $250.000 cada uno y 60 caballos para monta a $450.000 cada uno
En el mismo mensaje, Serka señala que el precio incluye caballos puestos en la ciudad de Punta Arenas, con un tiempo máximo de entrega de diez meses.

Asimismo, precisa que la cantidad de animales es de 20 por embarque.
Con la revelación de dicho correo electrónico, se pretendería comprobar que Serka estaba cazando, en Yendegaia, caballos salvajes para matarlos, faenarlos y comercializarlos.
Al ser contactado y consultado por este tema, Miguel Serka reconoció que dicho correo era fidedigno. Sin embargo, aclaró que este mensaje, con precios de caballos faenados, obedecía a un estudio de mercado, en donde se analizaron todas las posibilidades de comercialización.
“Engañosamente el Sr. Cox, haciéndose pasar por un comprador de caballos, me solicitó esta pro forma y en esas condiciones. Esto, reitero, no desmiente absolutamente en nada ninguna de mis declaraciones, puesto que, desde un principio, he declarado la verdad y, en este sentido, dejo bien claro que se realizó este estudio de todas las posibilidades de comercialización”, afirmó por escrito.
“En abril de este año, recién se comenzó con la captura y, finalmente, se optó por vender estos caballos con distintos grados de amanse, que es lo que se está realizando hoy”, agrega el correo electrónico.