Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Mina Pecket presentó oficialmente plan de cierre temporal de faenas a Sernageomin

A pocos días de cumplirse el plazo de 120 días otorgado por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) para definir la reactivación –o no- de las faenas de Mina Pecket, la empresa operadora, Pecket Energy, decidió presentar el pasado martes 5 de agosto el plan de cierre temporal de operaciones que, de ser aprobado por la entidad, abarcaría un período inicial de dos años.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 9 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
173
Visitas


A pocos días de cumplirse el plazo de 120 días otorgado por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) para definir la reactivación –o no- de las faenas de Mina Pecket, la empresa operadora, Pecket Energy, decidió presentar el pasado martes 5 de agosto el plan de cierre temporal de operaciones que, de ser aprobado por la entidad, abarcaría un período inicial de dos años.
La información fue corroborada por el director regional de Sernageomin en Magallanes, Rodrigo Santana, quien señaló que la aprobación debe resolverse dentro de los próximos 30 días hábiles, tras lo cual, se realiza una inspección a la minera, ubicada al norte de Punta Arenas en el sector de Otway, para corroborar el cumplimiento de medidas de control de acceso al lugar, mientras las faenas están cerradas.
Este cierre temporal, que ha implicado el despido y reubicación de los trabajadores, se decidió a raíz del descalabro de los precios internacionales del carbón, pero, además, por el derrumbe registrado la madrugada del 1 de abril de este año, lo que motivó la paralización inmediata de faenas.
Tras ello, se constituyó el Sernageomin, entidad que solicitó un informe a la compañía. Luego, de ello, Pecket Energy resolvió solicitar el cese temporal por dos años.
Entre la provisiones que debe tomar la empresa, está el cierre de accesos, asegurándose que ninguna persona pueda ingresar a la mina; rebajar ciertos perfiles que signifiquen algún nivel de riesgo, desmantelar definitivamente alguna instalación de tipo temporal, entre otras que deben quedar establecidas en el documento que determina el cese temporal.
En palabras de Santana: “Nosotros nos preocupamos principalmente que estas medidas no queden sin considerarse, las cuales deben aplicarse inmediatamente. Con la aprobación del plan, automáticamente se le entrega a la empresa el permiso por dos años. Si al cabo de estos dos años ellos deciden seguir con este cierre temporal, se renueva automáticamente por dos años más; luego, se puede pedir por otros tres años, pero con causas justificadas”.
Situación de la empresa
Si bien el permiso fue entregado formalmente por la compañía –filial de Ingeniería Civil Vicente (ICV)- en Santiago se han mantenido las conversaciones por parte de los ejecutivos de ésta, evaluando las futuras decisiones y tareas pendientes de realizar a nivel local.
Esto fue comentado por el gerente de Maquinaria, Pedro Vicente, parte del directorio de ICV, tras una reunión sostenida el día de ayer con el resto de los miembros. Este, si bien no se refirió al cierre, respecto de la situación de los trabajadores de la empresa, aseguró que la gran mayoría de los casi 110 operarios habrían sido reinstalados en otras faenas.
“Los tenemos prácticamente a todos reubicados, sólo un pequeño porcentaje no se ha logrado reubicar, porque algunos quedaron con vacaciones, otros los hemos llevado a Enap, a isla Riesco; mientras dure la época invernal también hemos traído gente a la zona central. Lo que se refiere a la situación laboral, diría que están prácticamente todos reubicados, esa fue nuestra principal preocupación”, aseguró.
Respecto a las operaciones de la minera en Punta Arenas, el ejecutivo explicó que, actualmente, lo que se está evaluando tiene que ver con temas netamente comerciales: “Nuestro comprador habitual está optando por otras alternativas. El mercado afuera está prácticamente en el suelo… Pero, bueno, son ciclos y hay que soportar el ciclo como siempre ha sido la política nuestra en Punta Arenas”.
Extraoficialmente, una fuente cercana a la materia expuso que, junto con el problema de tipo económico y una lentitud en la salida de embarcaciones con carbón extraído por Pecket desde Punta Arenas, el problema del incidente ocurrido en abril vino a representar la “tormenta perfecta”, por cuanto el nivel de inversión que requeriría la empresa para volver a operar tras el problema, actualmente, no sería rentable.
Aún así, los ejecutivos estarían esperanzados de poder retomar faenas en algún tiempo más, una vez solucionados los problemas y esperando superar la mala racha de los precios internacionales del carbón. Al respecto, se dice que sus proyectos mineros no estarían acabados, dado que la compañía tendría otras pertenencias en la zona que podrían comenzar a explotar, algo que, no obstante, no ha sido confirmado por representantes de la empresa.
Si en el análisis que está desarrollando la empresa se abriera la posibilidad de continuar, el Sernageomin aseguró que incluso habiendo presentado el plan de cierre, la compañía puede retractarse y reiniciar operaciones.