Necrológicas

Ministra del Sernam: “Toda mujer en Magallanes y en el país tiene derecho a vivir sin violencia”

Carolina Ruiz
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 29 de Junio del 2014

Compartir esta noticia
33
Visitas


Carolina Ruiz
cruiz@laprensaaustral.cl

Llegó a Magallanes para realizar distintas actividades, dentro de lo cual se encontraba el trabajo con el gabinete ampliado, de la agenda de género del gobierno de la Presidenta Bachelet.
La ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Claudia Pascual, conversó con El Magallanes, adelantando el trabajo que se llevará a cabo a nivel gubernamental para disminuir las cifras de violencia intrafamiliar en la región y el país.
– Magallanes es una de las regiones con más alta tasa de violencia intrafamiliar, delitos que se han caracterizado por su gran nivel de agresión. ¿Cómo abordará el Sernam esto?
– “Efectivamente, nosotros queremos trabajar los ámbitos de violencia contra las mujeres en el conjunto del territorio nacional. En la región, en particular, hay un grado de sensibilidad mayor, (…) producto de un grado de violencia bastante alto. En ese sentido, creo que hay que hacer tremendos aportes en el ámbito de la prevención. Se va a trabajar con la dirección regional, hemos estado tratando estos temas también con el gobierno regional… Creemos que hay que trabajar con una pertinencia regional, con el grado de sensibilidad que la propia región tiene e incorporando las visiones del territorio”.
– ¿Cuál cree que son las razones de que en nuestra región se dé este nivel de violencia y en estos términos?
– “Yo no tengo un estudio, por lo tanto, no puedo hacer una calificación absoluta en este tema. Sin embargo, creo -y es parte de los propios diagnósticos que tienen las autoridades regionales- que aquí hay un espacio de la vivencia intrafamiliar, en los espacios domésticos, que es de más largo tiempo, a propósito de los factores climáticos, etc.. Entonces, hay que trabajar en algo que no sólo ocurre aquí, sino en todo el país, que tiene que ver con la no valoración de las mujeres, su aporte a la sociedad y su desarrollo personal y, por lo tanto, que efectivamente toda mujer en la región y en el país tiene derecho a vivir sin violencia. (…) Ninguna mujer más puede morir en nuestro país”.
– Magallanes también tiene altas tasas de alcoholismo y depresión. ¿Podrán ser estos factores los que influyan en las altas tasas de Vif?
– “Son ámbitos que hay que corroborar con estudios, pero es indudable que el consumo problemático del alcohol genera y desinhibe muchos de los ámbitos que, no consumiendo alcohol, no se dan y que traen aparejados temas bien complejos y pudiera haber una relación. Esperamos que, si eso es lo que está sucediendo, hayan políticas más integrales en términos de poder hacer un trabajo preventivo y un trabajo de tratamiento al consumo problemático del alcohol”.
– ¿Qué medidas concretas se tiene pensado llevar a cabo en el corto plazo, para disminuir las tasas de Vif en la región?
– “En el marco de la implementación y el tratamiento de la violencia contra la mujer, una de las primeras medidas es poder tener una casa de acogida en la región, que sería en Puerto Natales, una de las comunas que tiene índices más altos de violencia. En materia de prevención, queremos trabajar con las y los actores locales, tanto institucionales como de la sociedad civil, que nos permita hacer un trabajo preventivo con una mayor pertinencia regional y cultural a lo que se da en la zona. Y, en tercer lugar, quiero destacar la labor que se está haciendo desde la dirección regional del Sernam, en la constitución de mesas provinciales para la prevención de la violencia contra las mujeres…”.
– Una de las principales razones por las cuales las mujeres no denuncian es por miedo, porque los agresores quedan en libertad. ¿Se piensan tomar acciones para endurecer las medidas cautelares en este ámbito?
– “Lo que nosotros tenemos puesto en el programa de gobierno es la revisión de la ley de violencia intrafamiliar actual Nº 20.066. En primer lugar, para incorporar todos los tipos de violencia contra las mujeres y en todos los ámbitos, no sólo en el espacio familiar, sino que en el espacio público y otros, pero también revisar lo que tiene que ver, precisamente, con lo que usted pregunta: cómo puede ser que las agresiones reiteradas no sean consideradas más que una falta, cómo podemos hacer un trabajo en el proceso de sensibilización y formación de jueces y juezas especializados, pero también de sensibilización en perspectiva de género y, en particular, en el ámbito de la prevención y el tratamiento del fenómeno de la violencia contra las mujeres del Ministerio Público, de los tribunales, de las policías, del personal de salud… Es indudable y sumamente entendible los espacios en los cuales las mujeres pueden tener miedo. La mujer que llega a hacer una denuncia no ha sido víctima sólo de un hecho, sino que ha sido víctima durante muchos años de estas agresiones y, por lo tanto, hay un espacio donde, de tanto ser violentada, uno pierde la soberanía sobre sus voluntades y su cuerpo. En ese sentido, hay que apoyar muchísimo a las mujeres, hay que alentarlas no sólo a denunciar, sino que a no retractarse y nosotros, como políticas públicas, tenemos que hacer una revisión de nuestros propios modelos para poder actuar a tiempo para esa protección”.