Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Ministra Marta Pinto y el caso Harex: “Me he encontrado con una red de protección en torno al caso de la Iglesia Católica”

– La ministra de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, quien lleva la causa desde mayo de 2011, reveló en entrevista
detalles de los avances de uno de los puzzles policiales más emblemáticos de Magallanes.

Por La Prensa Austral Domingo 21 de Octubre del 2012

Compartir esta noticia
13
Visitas


Duro fue el desahogo que efectuó Margot González el pasado 19 de octubre en La Prensa Austral, respecto de los pocos avances que existirían en torno a la investigación de la desaparición de su hijo, ocurrida hace poco más de 11 años. Sin embargo, ayer, la ministra en visita que encabeza las pesquisas, Marta Pinto, conversó con El Magallanes y entregó pormenores de las diligencias que se han realizado.

– ¿Ministra, vincula usted a algún sacerdote o funcionario policial?

– “Sí, a un funcionario de Carabineros y al cura Rimsky Rojas”.

– ¿A que nivel vincula a la policía?

– “Existen muchas sospechas de un involucramiento en lo que le haya ocurrido a Ricardo en ese sentido, porque es relevante que Carabineros no haya efectuado un levantamiento de información respecto de quien patrulló ese sector, y que eso que era una preocupación constante, y que se señaló una y otra vez a la policía no haya sido investigado en su momento. Incluso, que la información que se entregó al tribunal respecto de eso hubiera sido tan incompleta y contradictoria para mí. Ahora, que si hubo una patrulla y un funcionario policial que estuvo en las cercanías de donde pasó Ricardo esa noche, y que eso no fue investigado cuando estaba tan claro, me permite pensar que Carabineros ocultó algo en ese momento”.

– ¿Y a Rimsky Rojas?

– “La actitud, que yo veo en el proceso, que él tuvo como un director muy preocupado del proceso de la desaparición del niño, sea contradictoria con que hubiera estado fuera del sitio del suceso, como era su costumbre, instalarse fuera de las discotecas esperando un mal comportamiento de los alumnos para reprochárselos al día siguiente, o con alguna otra intención, como otras personas dicen, me levanta la sospecha de que él también está involucrado, por que no calza su preocupación con el hecho de que haya estado ahí, y que esto no haya sido investigado”.

– ¿Cómo llega a la conclusión de que el sacerdote Rojas estaba fuera de la fiesta?

– “Por los dichos del mismo carabinero que mencioné antes, y que entrevisté, quien me corroboró que el sacerdote estaba ahí y que habló con él. Además, la información de Carabineros, que se entregó desde el comienzo de la investigación, hablaba de que ellos tenían sospechas del sacerdote en el mismo sentido”.

– ¿Tiene alguna relación la intervención de este funcionario policial el que usted haya entregado posteriormente la investigación a la PDI?

– “En ese momento yo no conocía la presencia del funcionario de Carabineros en los hechos. Pero sí le entregue a la Policía de Investigaciones el tema, ya que existe un cuaderno de documentos de Carabineros, procedentes del proceso, que en sí tiene muchas contradicciones e imprecisiones peculiares, como la omisión de antecedentes u errores en fechas, las cuales hasta el día de hoy no se explican por la mera negligencia o desorden”.

– ¿Aquello es atribuible a un mero error o a la intención de ocultar algo?

– “Lo sumo a la circunstancias de que se tuvo sospechas de la vinculación de una persona determinada que después, sin mayor indagatoria al respecto, se desestimó, optándose por no investigar y sospechosamente, se opta por no investigar que funcionarios estuvieron de ronda por ahí”.

– ¿A quién más ha entrevistado fuera de la región?

– “A numerosos asistentes a la última fiesta donde fue visto Ricardo, a funcionarios policiales y sacerdotes”.

– ¿Cuántas personas ha entrevistado hasta ahora?

– “Yo diría que cerca de 70 personas, ya que hay muchas personas que declararon de manera extrajudicial, con alguna de las dos policías, y que no fueron citados al juzgado, y que aún no los encuentro. Me faltan personas, muchos de ellos deberé descartarlos ya que no han sido habidos”.

Muerte del cura Rojas

– ¿Existen cartas de suicidio de Rimsky Rojas?

– “Se dice que hay cartas, que no era sólo una. De hecho, eso se declara en el proceso, y buscando poder tener acceso a dichas misivas, busqué en el proceso de la muerte del sacerdote una indagación que buscaba esa correspondencia, no la causa de su muerte. Aquello me permitió conocer muchas irregularidades en aquel proceso, lo que a mí no me da certeza respecto de la forma efectiva de la muerte del sacerdote, y no pude llegar a las cartas”.

– ¿Se suicidó Rimsky Rojas?

– “No estaría tan segura de aquello. Yo sospecho que podría haber una inducción al suicidio, o incluso se ha señalado que podría tratarse de un homicidio, pero no me corresponde a mí pronunciarme sobre aquello”.

– ¿Encontró una red de protección de la Iglesia Católica en torno al Caso Harex?

– “Sí, la hallé”.

¿Se resolverá la desaparición de Ricardo?

– “No le puedo asegurar eso, pero sí puedo indicarle que mientras yo esté a cargo del proceso, voy a hacer la última diligencia que racionalmente parezca interesante y entreguen algún antecedente relevante”.

Finalmente la ministra confirmó que está preparando un texto de “entrega”, ya que, como es sabido, y por razones familiares, está postulando a un cargo en otra región, por lo que tendría listo el documento para indicar diligencias pendientes, realizadas y prudentes necesarias, información que puede requerir quien la suceda tras una eventual salida del caso.