Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Ministro de Educación regresó anoche a Santiago tras descansar en Ultima Esperanza

En una visita relámpago a Punta Arenas, anoche el ministro Felipe Bulnes Serrano abandonó la capital regional de Magallanes en el vuelo 088 de Lan, de las 23 horas.
[…]

Por La Prensa Austral Martes 1 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
56
Visitas


En una visita relámpago a Punta Arenas, anoche el ministro Felipe Bulnes Serrano abandonó la capital regional de Magallanes en el vuelo 088 de Lan, de las 23 horas.

Pasadas las 21,45 horas hizo su ingreso al Aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez del Campo de Punta Arenas un solitario secretario de Estado.

Con un flamante bronceado, Bulnes, al principio muy asequible y sonriente, y luego visiblemente sorprendido e incómodo, tras identificarnos como profesionales de La Prensa Austral, sólo se limitó a señalar que vino de paso y que hoy temprano comenzaba su jornada laboral.

El abogado de 42 años, sobre quien recae la responsabilidad de continuar dialogando con los dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) para solucionar el conflicto estudiantil en demanda por una mejor calidad de la educación en el país, el fin al lucro y la gratuidad en ésta, fue visto en la misa del mediodía, el sábado pasado, en Puerto Natales, por lo que se presume que se dirigió al Parque Nacional Torres del Paine, posteriormente.

Este fue el diálogo entre el ministro y este medio de comunicación:

– Ministro, buenas noches.
– “Hola, ¿cómo está?”
– Paula López, de La Prensa Austral.
– “Risas”.
– ¿Qué lo trajo acá ministro?
– “Nooo…”
– ¿Vacaciones?
– “No”.
– ¿Minivacaciones a Torres del Paine?
– “Oye, ya pero… Vine de paso (más risas nerviosas)”.
– ¿Pero es verdad que estuvo en las Torres del Paine?
– “No le puedo contar más”.
– ¿Y cuándo comienza su jornada laboral?
– “(Hoy) Tempranito”.
– Obviamente que con el conflicto con los estudiantes.
– “Ay, sí. Ya”.
– Ya ministro, gracias.