Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Mujer que mutiló lengua a camionero: “Sólo me defendí, no iba a dejar que ese hombre me violara”

La joven madre de 27 años, niega enérgicamente haber intentado asaltar al chofer, y muy por el contrario señala
que reaccionó para defenderse de un supuesto ataque sexual en su contra.

Por La Prensa Austral Viernes 5 de Octubre del 2012

Compartir esta noticia
434
Visitas


“Se han dicho cosas horribles de mí; que soy prostituta, una ladrona, que yo era la polola de este señor, pero no sé de dónde se ha inventado tanta mentira, yo lo único que hice fue defenderme porque el tipo intentó abusar de mí, me golpeó, amenazó y besó a la fuerza, no tuve otra manera de alejarlo de encima mío”. Es parte del dramático testimonio entregado por Katherine Calbún Barría, imputada de causar lesiones graves al transportista Oscar Urbano, de 40 años, quien resultó con un tercio de su lengua mutilada por un mordisco que le habría ocasionado la mujer.

Katherine, de 27 años, es madre de un pequeño hijo de tres años, y ocasionalmente se desempeña como guardia de seguridad o trabajadora de planta pesquera. Cuando no tiene ninguno de los dos trabajos, se gana la vida cuidando niños en el sector Llau Llau, en una zona de parcelas al norponiente de Punta Arenas.

La joven madre se encuentra atribulada por los hechos en los que se ha visto involucrada, por lo que rompió su silencio con La Prensa Austral: “Debo reconocer que mi error fue haberme subido al camión, pero la verdad es que yo estaba muy ebria, había consumido mucho alcohol momentos antes con un grupo de amigas. Después, empecé a caminar hacia mi casa, no recuerdo bien si fue en Avenida España o Bulnes donde esta persona se detiene y me dice que me lleva a mi casa. Yo me subí y ahí no me acuerdo de muchos detalles; sí tengo memoria de haber pasado por la calle que conduce a mi casa, y que le dije que por ahí era, a lo que me respondió que no, que yo me iba con él. Me acuerdo perfectamente que incluso le dije que si no se detenía yo iba a saltar del camión, y ahí fue cuando me tomó del pelo y me dijo ‘tú de aquí no te bajas’, para luego acelerar”, relata entre sollozos la mujer.

Asegura que el camionero la condujo hasta el sector del borde costero, pero admite que su nivel de embriaguez no le permite recordar específicamente el lugar. “Estacionado, el hombre empezó a manosearme, me apretaba las piernas, los hombros, los pechos, y no me soltaba el pelo, quería que yo estuviera con él a la fuerza, yo no quería que me violara”, confesó la mujer antes de romper en llanto.

Fantasmas del pasado

Katherine, una vez recuperada, explicó que a muy corta edad, fue víctima de una agresión sexual que la dejó marcada para toda su vida, y que de hecho, esto se le vino a la mente al momento de permanecer al interior de la cabina del camión la madrugada del sábado pasado cuando ocurrió el violento episodio.

“Yo lo único que quería era que me dejara ir, pensaba en mi hijo, en mi familia, y por más que trataba de escaparme, más me tiraba el pelo. Fue en ese momento que intentó golpear mi cabeza contra la palanca de cambios, y como no me dejé me forzó a besarlo, y lo único que se me ocurrió fue morderlo con toda la fuerza posible, fue asquerosa la sensación, fue horrible, y me acuerdo que mientras él gritaba que iba a llamar a la policía, yo le gritaba que lo hiciera, que no tenía nada que temer porque sólo me había defendido”, agrega la ahora imputada.

– ¿Por qué no huyó del lugar?

– “Pero ¿por qué?, él trató de violarme, y seguramente como yo estaba con trago los carabineros no me creyeron, pero por eso no me escapé”.

– ¿Trataste de robarle el dinero?

– “¿Qué dinero?, si yo ni lo conocía, como voy a saber si tenía o no dinero”.

– ¿Andabas con más gente?

– “No, yo estaba sola, me iba a mi casa con mucho trago por eso me subí al camión”.

– ¿Tuviste miedo?

– “Cuando me empezó a pegar me dio mucho miedo, sólo quería bajarme del camión, sabía que me quería violar”.

– ¿Eres prostituta, o alguna vez te has prostituido?

– “Nunca, no se dé dónde sacaron eso, yo con suerte sabía dónde estaba parada, qué me iba a ofrecer”.

– ¿Por qué decidió hablar ahora?

– “Por mi hijo, porque se ha basureado mi nombre, porque tengo vergüenza salir a la calle y que me vean como a una criminal, y porque tengo miedo de que la gente piense que soy un prostituta”.

La Prensa Austral intentó obtener la versión del conductor sobre los hechos, pero en su domicilio se señaló que había viajado a Santiago.