Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

Multa de hasta $400 mil establece la ordenanza municipal para quienes no limpien la escarcha o nieve de las veredas

Las infracciones corresponden que sean cursadas por el juez de Policía Local, previa denuncia de particulares afectados,
de Carabineros o inspectores municipales, sin perjuicio de las sanciones establecidas en el Código Sanitario.

Por La Prensa Austral Martes 22 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
59
Visitas


Con la primera nevazón en Punta Arenas, la noche del sábado pasado, el tema de las veredas escarchadas que implican un peligro para la seguridad de los transeúntes, vuelve a la palestra.
De acuerdo a la Ordenanza del Aseo de la Comuna, que data de 1981, los vecinos tienen la obligación de mantener permanentemente aseadas las veredas, bandejones o aceras en todo el frente de los predios que ocupan, incluyendo los espacios de tierra destinados a jardines, barriéndolas diariamente y lavándolas si fuese necesario. 
En época invernal “tienen la obligación de limpiar las aceras frente a sus respectivas casas habitaciones, inmediatamente después de una nevada, como igualmente deberán mantener siempre libre de escarcha la vereda con el objeto de evitar accidente a los peatones” (artículo 7º, 4º párrafo).
“La nieve y escarcha de las aceras que se barre deberá acumularse en montones, junto al cordón de las mismas, dejando paso libre a los peatones. En ningún caso, podrán ser depositados en las cunetas”, se señala posteriormente. 
Las infracciones a la presente ordenanza serán sancionadas con multas que irán desde l/4 de Unidad Tributaria Mensual (UTM) hasta 10 UTM (de $10.544 a $421.780 al día de hoy), correspondiendo su conocimiento al juez de Policía Local, previa denuncia de particulares afectados, de Carabineros o inspectores municipales, sin perjuicio de las sanciones establecidas en el Código Sanitario.
En la misma ordenanza, se prohíbe botar papeles, basura de cualquier tipo y, en general, toda clase de objetos, desechos y sustancias en la vía pública, parques y jardines o en los cauces naturales y artificiales; sumideros y otras obras en acequias, ríos o canales. Asimismo, se prohíbe el vaciamiento o escurrimiento de aguas servidas y de cualquier líquido malsano, inflamable o corrosivo hacia la vía pública. 
También queda prohibido botar escombros u otros materiales en los bienes nacionales de uso público, los cuales sólo podrán depositarse temporalmente en la vía pública, previo permiso municipal.