Necrológicas
  • Susana Barría Vigna

Municipales hicieron “funa” frente a alcaldía

Funcionarios sentenciaron que el paro va mucho más allá del “28 por ciento” señalado por el alcalde Vladimiro Mimica.

Por La Prensa Austral Jueves 16 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
7
Visitas


Como un emplazamiento directo hacia el jefe comunal, y una “funa” a su política y sus asesores, los trabajadores municipales marcharon ayer a las 10 horas por las calles del centro, a modo de demostración de que el paro del municipio va mucho más allá del “28 por ciento” señalado por el alcalde. Con globos negros y a ritmo de batucada, esta acción contó con más de 130 adherentes y la presencia de la Cut provincial.

A una semana del inicio del paro funcionario, las consignas desplegadas se centraron en el actual entrampamiento que vive la negociación por el incremento previsional, sin dejar de lado la crítica a su equipo asesor: “Alcalde, humanizar significa regularizar el sueldo municipal”; “La voluntad que tiene es sólo pagar a sus asesores Rubilar, Pumarino y compañía”; “Los funcionarios nos cansamos de su mala gestión, no más asesores políticos”; y “Para los asesores sí hay plata, para los funcionarios no”.

Luego de detenerse algunos minutos en el frontis del Palacio José Montes, la marcha siguió hasta Rentas y Patentes, en Roca Nº940, donde los manifestantes invitaron a sus colegas a salir a la calle a protestar.

La entrega de panfletos con una efigie caricaturizada del alcalde con los “buses amarillos” no cayó en gracia a algunos ediles, al aparecer citados como “concejales anti trabajadores”.

Al frente de esta marcha, estuvo Jorge González, presidente de la Asociación de Empleados Municipales de Punta Arenas, quien resaltó que “hoy día se manifestó la planta municipal”, a la cual se refirió como la base sólida de la institución. A través de esta protesta, manifestaron a la ciudadanía su molestia por las declaraciones del alcalde respecto a “colocar una ley de mordaza a los trabajadores, en el fondo al aplicar la ley, de descontar en una especie de persecución”. Se preguntó por qué no aplica la misma ley para regularizar de una vez por todas lo que reclaman ya por mucho tiempo.

Este llamado de atención no tendría el resultado esperado de cara a lo que determinaría el Concejo Municipal en la sesión de comisión que abordó el tema de una salida al conflicto por el incremento previsional (ver recuadro).

Preocupación

Ante la amenaza velada con que fueron vistas las declaraciones respecto a eventuales sumarios o despidos, indicó que no es primera vez que enfrentan paralizaciones y marchas, y que incluso fueron ejemplo en lo que fue la Asamblea Ciudadana y la mesa del sector público. Ante ello, remarcó que “en este gremio no se hace proselitismo político, porque cada vez que salimos a la calle lo hacemos por una justa demanda laboral y en este caso remuneracional”.

Expresó que hoy en día están exigiendo que se les regularice una remuneración que se les mal paga, “y eso es un resorte netamente del alcalde, hoy día están las herramientas y depende de él colocar una propuesta digna que compense el daño que hemos sufrido de tantos años desde el punto de vista de nuestra liquidez y previsión. Y también no sólo para nosotros sino para nuestras familias, cuántos estamos en problemas, en crisis económica”.

Incluso citó que en octubre pasado les llegó una carta del alcalde señalando claramente que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) regional les había dado la aprobación a un avenimiento en la demanda civil que mantiene el gremio contra el municipio, “pero después se le consultó al mismo Consejo de Defensa a nivel nacional y de un plumazo dijeron no, sin mayores explicaciones. Cuando yo entrevisté al presidente del Consejo de Defensa del Estado nacional y le expliqué que los elementos de defensa que tiene ya fueron declarados en la misma causa extemporáneos, el mismo presidente me dijo: ‘si es así, señor González, lo felicito”.

Agregó que el CDE defiende los intereses del Estado, “pero no son vinculantes las decisiones del Concejo Municipal y aquí se está confundiendo, por lo tanto, el único que hoy día debe y puede corregir legalmente es tribunales a través de una sentencia ejecutoriada, pero para llegar a esa sentencia debemos firmar un avenimiento. Esa es la única receta para solucionar los problemas que hoy día no solamente aquejan a Punta Arenas sino que al resto de las comunas”.