Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Murió hombre que vivía en minibús

Senama no intervino porque no se trataba de un adulto mayor.

Por La Prensa Austral Lunes 7 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
10
Visitas


Ayer de madrugada dejó de existir en el Hospital Clínico el hombre que vivió sus últimos meses al interior de un minibús.

Cerca de la 1 de la madrugada, Andalicio Cárdenas, de 57 años, debió ser trasladado por el Samu hasta el centro asistencial. Pese a los esfuerzos médicos, resultó imposible estabilizarlo. Su deceso se registró poco antes de las 4 horas.

El caso, que dejó en evidencia abandono y hacinamiento, fue denunciado por vecinos a Radio Polar durante la tarde del viernes. Efectivamente, Cárdenas se hallaba durmiendo al interior de un minibús ubicado en el mismo patio de su vivienda en pasaje Paicaví, población Santos Mardones.

El testimonio de los pobladores apuntó a la propia opción de Cárdenas, a raíz de un problema con el alcohol que se prolongó durante años. Hacía más de 20 años que vivía en el sector junto a su esposa e hijo. Justamente, este último había hecho presente la necesidad de que su padre recibiera atención.

Las horas decisivas y que llevaron al triste desenlace, comenzaron a vivirse la tarde del viernes. Hasta el pasaje Paicaví llegó una unidad del Samu. La atención se limitó a la toma de presión y a una rápida evaluación que consideró que no se ameritaba su traslado al hospital.

Sin embargo, horas después, la condición de Cárdenas se complicó. Fue necesario nuevamente solicitar atención. Esta vez, y ya por la noche, fue trasladado al Hospital Clínico. Tras ser estabilizado fue devuelto a su hogar. Claro que esta vez, Cárdenas no pudo mantener su negativa a quedar bajo el cuidado de su familia, al interior del inmueble.

No obstante, una nueva crisis se registró el sábado cerca de la medianoche. Esta vez fue la última, la definitiva. Andalicio Cárdenas no pudo más con su deteriorado estado de salud. Dejó de existir poco antes de la 4 de la madrugada.

“Por favor…, esto es un dolor familiar”, dijeron sus cercanos ayer, en medio de los trámites para retirar los restos desde el Hospital Clínico. Posteriormente iban a ser llevados al Servicio Médico Legal para la autopsia correspondiente, la que arrojará luces acerca de las causas del deceso.

De Cárdenas se dijo que durante gran parte de su vida se desempeñó como motosierrista y que durante los últimos años, víctima del consumo de alcohol, optó por vivir en situación de calle.

Concejal pide investigar
Pese a que el caso se dio a conocer públicamente, familiares aseguraron que sólo el Hogar de Cristo se acercó a través de dos asistentes sociales. La situación sería vista mañana.

Asimismo, el edil Mario Pascual, presidente de la comisión Salud del Concejo Municipal, contactó el sábado al seremi de Salud, doctor Jorge Flies.

“Lo llamé dándole a conocer el caso y para ver la forma de intervenir en la búsqueda de una solución. Lamentablemente, la posibilidad de ubicarlo en el Establecimiento de Larga Estadía era imposible por la falta de cupos”, señaló Pascual. Dicho recinto corresponde al Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) y se encuentra bajo la administración del Servicio de Salud de Magallanes. Sin embargo, a la falta de espacio se sumaba otro problema: a Cárdenas le separaban tres años del grupo etario de los adultos mayores.

Además de Flies, el edil se contactó con el doctor Juan Vukusic y pidió la intervención de la jefa del Area Salud de la Corporación Municipal, Gloria Pérez. “Lo primero era evaluar la condición de salud física y mental, y haberlo sometido al tratamiento correspondiente. Lamentablemente, no fue posible. Hoy, lo importante es que este caso deja en evidencia la falencia de un sistema, que da cuenta del desamparo de muchos adultos mayores. Y eso, también nos ha tocado vivir con menores con problemas de adicción”.

Agregó que hoy no se trata sólo de voluntad, “hay que actuar y revisar cuáles son las políticas de atención, porque no podemos quedarnos sentados esperando a sumar nuevos casos”.

Para Pascual, ahora sólo resta esperar que el hecho se investigue, “porque quiérase o no estamos frente a un maltrato y el abandono es un tipo de maltrato, pasivo. Y como tal, alguien debe responsabilizarse”.