Necrológicas

Negocian con Lenny Kravitz para el show del Festival de Viña del Mar

La organización del Festival de Viña del Mar está negociando con el cantante y músico norteamericano Lenny Kravitz para que sea parte del show de la próxima versión del certamen en febrero próximo, según informó ayer el diario La Tercera.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
19
Visitas


La organización del Festival de Viña del Mar está negociando con el cantante y músico norteamericano Lenny Kravitz para que sea parte del show de la próxima versión del certamen en febrero próximo, según informó ayer el diario La Tercera.

En octubre de este año, Kravitz pasó por Argentina y Brasil mostrando su último disco, “Black and white America” (2011), pero el recorrido no incluyó Chile. Y aunque sus seguidores locales pueden creer que se quedaron sin ver nuevamente al artista (vino en 2005 al estadio Nacional), la realidad es otra: los organizadores del Festival de Viña del Mar ya ingresaron en tierra derecha en las negociaciones para cerrar la presencia del artista, el que se convertiría en la estrella anglo de la próxima cita.

Kravitz figura desde hace meses en las carpetas de Chilevisión como posibilidad real para debutar en la Quinta Vergara. En paralelo, otra estrella también estaba en la mira para ocupar el sitial de la gran figura anglo: Elton John. Pero los intentos con el inglés se han ido empantanando, ya que a principios de mes agendó un show para el 1 de febrero en Lima, fecha que asoma demasiado distante de Viña (que se hará del 22 al 27 de febrero).

Para acortar esta distancia, en un momento se barajó la opción de que el inglés moviera su presentación en Perú para mediados de febrero. Pero, para concretar la maniobra, su equipo pedía más dinero y su tarifa subía de los 750 mil dólares iniciales (382.162.491 pesos chilenos) a más de 1 millón de dólares (509.549.988 pesos chilenos), un monto casi impensado para los precios que maneja el evento y que, para la próxima edición, sólo se destinó a un número largamente aguardado, como es Luis Miguel. Por tanto, la opción de John está casi descartada.

Ante ello, y en contraparte, todas las miradas se concentraron en Kravitz por su enorme repertorio de éxitos. ¿Puntos en contra? El de siempre: su alto costo. El cantante pide cerca de 700 mil dólares (356.684.991 pesos chilenos), una cifra similar a la que se le pagó a Sting este año. Para solventar la tarifa, Chilevisión, en trabajo conjunto con productores locales, ha tanteado la opción de sumar otro show en Santiago, en un sitio de capacidad media, como Movistar Arena, tal como lo han hecho con variados artistas en la última década.

Lo que también se define por estos días -y que facilitaría la llegada de Kravitz- es la posibilidad de que venga en el contexto de un tour sudamericano. Ahí, el escenario también tiene una piedra en el zapato: el músico ya pasó por la región en septiembre y octubre, con masivas presentaciones en Brasil (Rock in Rio) y Argentina (Personal Fest), los dos mercados más importantes del continente. Por lo mismo, ahora se quiere sumar otros países.

Mientras Kravitz es el candidato principal, en la organización se sigue negociando con otros artistas anglo, en caso de que no se llegue a puerto. “Al mismo tiempo que se negocia con alguien, nosotros vemos más alternativas. Ahora estamos conversando con cuatro o cinco opciones distintas”, comenta una fuente ligada a la producción de la cita. Por ejemplo, otros de los créditos que sigue en la mira es el de Lionel Richie, cantante que estuvo en Movistar Arena en 2010.

Por el lado de los locales, Chico Trujillo -la gran prioridad de los organizadores- está cada vez más lejos de concretar su fichaje. Una fuente al interior del canal indica que el grupo no está descartado, pero sí tiene reparos por el tema de la televisación, por lo que la negociación está en punto muerto. Se espera que dentro de las próximas semanas haya un nuevo anuncio de artistas. Los tickets -con precio diferenciado por día- estarán a la venta a partir del 15 de diciembre.