Necrológicas

Niña símbolo de las Jornadas hace un llamado a “no discriminar y a ayudar a los discapacitados”

Desde los ocho meses se atiende en el Centro de Rehabilitación, luego de que se le diagnosticara parálisis cerebral.

Por La Prensa Austral Jueves 6 de Octubre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
17
Visitas


Betsabé Tacul Güenumán, es una niña de 10 años que representará a todos los pequeños que reciben atención en el Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur, al ser una de los tres símbolos de las Jornadas Magallánicas, que se realizarán el 12 de noviembre en Punta Arenas.

Su diagnóstico es una parálisis cerebral, la cual le impide caminar y la obligó a rehabilitarse desde los ocho meses, recibiendo desde ese momento atención especializada. Kinesiología todos los días desde las 8 horas y sesiones de terapia ocupacional, le han permitido gatear, pedalear, caminar afirmada de otra persona y utilizar silla de rueda.

Betsabé tiene un coeficiente intelectual normal, actualmente estudia cuarto año básico en la Escuela La Milagrosa y tiene un buen rendimiento académico.

Sus padres José Tacul y Miriam Güenumán, han sido el soporte y pilar fundamental para su desarrollo, siendo el mayor deseo de esta última que su hija camine y pueda ser independiente.

A su vez afirmó desde la intimidad de su hogar, ubicado en el sector alto de Punta Arenas, que en estos momentos se siente optimista y agradecida del Club de Leones Cruz del Sur, “siempre pensando que mi hija va a caminar, siempre tratar de lograr que camine, es mi objetivo como mamá”, sostuvo.

Llamado a cooperar con
esta cruzada solidaria

Hizo un llamado además a la comunidad a colaborar con las Jornadas Magallánicas. “Yo le pido a toda la gente que coopere, sobre todo porque en Punta Arenas tenemos algo muy grande, que es el Centro de Rehabilitación, porque nadie está libre de caer y llegar allí, por cualquier motivo, entonces ojalá Dios quiera que toda la gente coopere y que dé más de lo que puede dar. Que dé hasta que duela, como dijo el Padre Alberto Hurtado”, profirió.

Mismo llamado formuló Betsabé, quien además instó a los magallánicos a no discriminar y a ayudar a los discapacitados.