Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Niño de 10 años deberá ser sometido a trasplante de médula ósea en Santiago

El alumno de la Escuela Padre Alberto Hurtado padece neurofibromatosis,
una enfermedad que genera tumores y diversas malfunciones en el organismo
y que limitan su movilidad y desarrollo normal del organismo.

Por La Prensa Austral Miércoles 12 de Noviembre del 2014

Compartir esta noticia
28
Visitas


Con sólo 10 años, Matías Gallardo Fadich, ya ha debido enfrentarse a un diagnóstico poco frecuente, al padecer de una neurofibromatosis que ha evolucionado al punto de necesitar un trasplante de hueso y de médula ósea, tratamiento que deberá realizar en Santiago.
Se trata de un trastorno genético que provoca anomalías en la piel y tumores que se formen en los tejidos nerviosos. Estos tumores pueden ser pequeños o grandes y producirse en cualquier parte del cuerpo, incluidos el cerebro, la médula espinal, los nervios grandes o los más pequeños.
En contacto con La Prensa Austral, Amelia Fadich, madre de Matías, explicó que su hijo presenta un tumor complicado en la tibia de la pierna derecha, lo que ha deteriorado su salud, razón por la que debe ser sometido a un complejo tratamiento en Santiago, donde los equipos médicos del Hospital San Borja realizarán un trasplante de médula y de hueso lo que permitirá que este niño de 10 años pueda restablecer su salud.
Aficionado a los deportes como todo niño, Matías espera seguir adelante y sobreponerse a su enfermedad. “Me gustaría pasear en bicicleta”, dijo a La Prensa Austral en una de las tantas actividades en las que ha participado junto a la Agrupación Derecho a la Vida.
Esta es una idea que no borra de su mente y que lo mantiene concentrado en su recuperación. Su madre, reveló que la patología del menor “requiere de cuatro o cinco cirugías al año y es para toda su vida. Es muy difícil, pero él no se desanima”.
Su mamá explica que ha sido un proceso difícil para la familia, especialmente en términos financieros. “Las cosas son difíciles, tengo dos niños más, así que en este momento es caótico”, señala.
Medio año en Santiago
Para poder recuperar su salud, Matías debe estar al menos seis meses en Santiago por lo que su familia se trasladará junto a él. “Necesitamos alojamiento, a mí me otorgan una casa de acogida, pero no para las niñas. Por lo mismo, no me puedo ir a la casa de acogida y ni dejarlas flotando en el aire”, explica.
Es por esta razón que ha recurrido a distintas instancias para pedir ayuda de modo de costear el arriendo de una vivienda en la Región Metropolitana. “Estamos viendo que el Estado nos ayude a pagar un arriendo, pero la verdad es que no sé por dónde empezar”, explica la madre, quien añadió que lo necesita con urgencia, ya que este sábado debe tener la certeza dónde va a llegar.
Ante la complicada situación que vive Amelia Fadich y sus hijos, desde la Agrupación Derecho a la Vida se han realizado las gestiones y golpeado las puertas a las autoridades para que esta familia pueda continuar con el camino de la recuperación que necesita Matías.
Fue en este contexto, que la agrupación llegó a la gobernación y a la intendencia para apelar a la solidaridad de las autoridades, toda vez que el traslado fue informado a la familia con pocos días de antelación.
La Agrupación Derecho a la Vida Magallanes ha participado de distintas instancias de manera de crear conciencia sobre los casos de enfermedades poco frecuentes y la necesidad de contar con una ley que entregue un respaldo integral a los pacientes y sus familias.
Para cualquier ayuda los interesados pueden contactarse con la Agrupación Derecho a la Vida, al fono 88375705.