Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

“No es momento de rencor, sólo queremos despedir a Andrea y que se vaya en paz”

Amistades de la víctima de femicidio recordaron pasajes de su vida en Punta Arenas, y señalaron haberle pedido varias veces
que se alejara de quien fuera su pololo y a la larga, victimario, pero que ella se mantenía con él “por lástima”.

Por La Prensa Austral Sábado 21 de Junio del 2014

Compartir esta noticia
33
Visitas


En la tarde de ayer terminó el velatorio de Andrea Paola Ugarte Hernández, la joven víctima de femicidio cuyos restos serán trasladados esta tarde a Chiloé, su tierra natal. Las dos personas más cercanas a la malograda mujer, Arturo Agüero Soto y Ana Bahamonde Soto, revivieron los últimos momentos de vida de su entrañable amiga, a quien conocieron hace años, incluso antes de que ella llegara a vivir a Punta Arenas.
El destino se encargó de reunir en nuestra ciudad a los tres jóvenes oriundos de la isla grande de Chiloé, Andrea, Ana y Arturo; y es que Andrea y Ana compartieron curso en la enseñanza básica en Ancud, mientras que Arturo fue su compañero de colegio en Castro. Sin embargo, no sería hasta el año 2010 que los tres se reencontraron y retomaron su amistad en Magallanes, desempeñando todos trabajos como “tarjeteros”.
“Ella era una mujer muy sociable, tranquila y siempre preocupada por los demás, uno iba a su casa y siempre te preparaba algo para comer, le encantaba cocinar. De hecho, quería estudiar gastronomía, esos eran sus planes”, recordó Ana.
Revivieron con cariño que cuando compartían trabajo le llamaban “Luly”, por su forma muy calmada de hablar parecida a la chica de la farándula. Además, era reconocida por ser buena compañera, siempre dispuesta a ayudar a cualquiera que le pidiera un favor.
“Una vez tuvo un problema con un conductor, y la persona le pasó un neumático por encima de un pie. Nosotros le dijimos que lo denunciara pero era tan pasiva que decía que no, que ya pasaría y que no era tanto”, recordó a modo de ejemplo Arturo.
Destacaron que la joven adoraba a su padre, para quien entregaba todo y de quien vivía preocupada a fin de que nada le faltara, su fiel compañero. Al igual que su querida mascota, un rubio gato llamado Greco, su “hijo gatuno”, como le llamaba.
La fatídica noticia
Los jóvenes amigos indican que se enteraron de la muerte de Andrea por lo que le dijeron otros compañeros de trabajo, versiones que al principio se negaban a creer, siendo sólo hasta que vieron la foto y la noticia en el diario que supieron que los rumores eran una triste verdad, “’el Chávez’ había matado a nuestra amiga”.
“Los tres éramos como hermanos, así que quedamos tiritones, mal, la llamamos a su celular y como no contestaba miramos la prensa por Internet y ahí vimos su foto, fue terrible”, recordaron.
Una relación difícil
Reconocen que su amiga les había contado que solía tener discusiones con el ahora imputado, Cristián Chávez Sandoval, y que incluso éste la había golpeado, situación que a ellos les molestaba y por la cual le aconsejaban que lo dejara y que lo sacara de su casa.
“Pero ella siempre nos respondía que él iba a cambiar, que no tenía dónde irse y que le daba pena echarlo aunque ya no estuvieran juntos como pareja. Siempre nos decía que a fin de mes se iba, y así pasaron un par de años. Al final nos enteramos que las cosas no eran así, que no nos contaba casi nada, quizás para que nosotros no le reclamáramos por su bien”, señaló el amigo de la víctima.
Reconocieron sentir impotencia y enojo al saber que el autor confeso del femicidio expresó su arrepentimiento por lo ocurrido, asegurando que “estará arrepentido de que lo va a pasar mal, pero no creo que sea por lo que le hizo a Andrea, ya que una vez ella me dijo ya la había amenazado y que le tenía miedo por su forma de ser”, dijo Ana.
“Ahora no es momento de rencor, sólo queremos despedirla en paz y después Dios hará lo que tenga que pasar”, dijeron.
El mejor recuerdo
Para los amigos de Andrea es inevitable derramar lágrimas al recordar un viaje que el grupo de compañeros hizo a Puerto Natales, oportunidad en la que compartieron gratos momentos que, aseguran, ahora atesoran con especial cariño.
“Fue en diciembre de 2011, fue el viaje en que Cristián y la Andrea se pusieron a pololear. Fue una locura de amigos que hicimos, fuimos a comprar los pasajes y partimos”, comentaron.
Recordaron la fascinación que Andrea sentía por la música, especialmente por la cantante Rihanna, de quien hablaba constantemente y cantaba sus canciones.
Asimismo comentaron la última visita que tuvieron los tres entrañables amigos, el pasado jueves 12 de este mes, cuando se reunieron a ver por televisión la inauguración del Mundial de Fútbol de Brasil, compartieron algo de comer y se tomaron una de las pocas fotografías que tienen juntos, captura de imagen que realizó el ahora imputado de femicidio, justo a una semana de ocurrir el trágico desenlace.
Finalmente, cabe señalar que los restos de la víctima fueron velados hasta ayer, cerca de las 17,30 horas en el que fuera su domicilio del barrio Río de la Mano, y que hoy, cerca de las 16 horas, serán trasladados por la Funeraria Lourdes al Aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez del Campo, donde viajarán a bordo de un avión Lan a Puerto Montt, para después ser llevados a Chiloé, donde finalmente serán sepultados.