Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

“No me podía arriesgar traer los heridos a Punta Arenas”

La ruta escarchada obligó a equipo de emergencia cambiar los planes
respecto del lugar de traslado de los cuatro heridos que dejó una violenta colisión
cerca de Monte Aymond, en la noche del lunes.

Por La Prensa Austral Jueves 9 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
166
Visitas


El hecho de que al menos la mujer más complicada haya llegado con vida al Hospital de Río Gallegos, justifica plenamente la decisión adoptada en la noche del lunes por la paramédico de la Posta Rural de Punta Delgada, Sara Gallardo, respecto de la suerte de los cuatro lesionados que dejó como saldo la violenta colisión ocurrida cerca del complejo fronterizo de Monte Aymond.

La ciudadana argentina Elsa Isabel González, 42 años, fue rescatada en riesgo vital desde el siniestrado auto Fiat, Palio, donde viajaba de acompañante de su marido. Hasta ayer tarde se encontraba internada en terapia intensiva en el centro asistencial argentino.

Y es que para el equipo médico de la Posta de Punta Delgada la prioridad N°1 en ese momento eran los pacientes, antes que el aspecto legal, ya que la regla general señala que tratándose de un accidente que ocurra a este lado de la frontera, corresponde que los heridos sean trasladados a Punta Arenas.

Factores climáticos

Pero, la noche del lunes primaron otros factores que obligaron a “transgredir” aquella norma, decisión que a la larga pareció la más acertada. Los casi 190 kilómetros que separan el lugar del accidente con Punta Arenas, la nieve y escarcha que cubrían la ruta que complicaba cualquier desplazamiento, hubiera tomado alrededor de 2 horas llegar con los heridos al Hospital Clínico Magallanes, corriendo el riesgo que alguno de ellos pudiera haberse complicado. Sin embargo, el tiempo se redujo a 45 minutos tras optarse por la alternativa del Hospital de Río Gallegos.

“Si tenemos acceso a un lugar más cerca, hay que echar mano a dicha alternativa, porque la prioridad son los pacientes antes que cualquier aspecto legal”, remarcó la paramédico.

Hace 13 años que Sara Gallardo presta funciones en la Posta de Salud de Punta Delgada, comuna de San Gregorio, y durante este tiempo ha salvado muchas vidas, en especial de ocupantes de vehículos accidentados en la ruta internacional a Monte Aymond. Ella es parte del equipo de emergencia que está presto a acudir ante cualquier eventualidad. Este es liderado por el enfermero jefe Julio Muñoz Strauss.

Siendo las 20,40 horas del lunes 6 de junio personal de la Posta Rural recibió el llamado de alerta proveniente desde Monte Aymond, mediante el cual se requería su urgente concurrencia para atender a cuatro personas que momentos antes habían participado de una colisión casi frontal. La emergencia se producía a 32 kilómetros al norte desde donde se emplaza la base de la Posta.

Mujer no podía salir

La situación más compleja se vivía en el auto Fiat, Palio, argentino, donde una mujer permanecía al interior sin posibilidad de salir. Estaba atravesada entre los dos asientos delanteros, mientras su marido repetía que él era quien conducía. La mujer viajaba en el asiento del copiloto y recibió de lleno el impacto por el lado derecho, de allí que su puerta se trabara. “Cuando llegamos al lugar, los carabineros hacían denodados esfuerzos por liberar a la paciente, quien a simple vista presentaba fracturas de tobillo y maxilar inferior, traumatismo encéfalo craneano y contusión abdominal”, subrayó la paramédico. Era la paciente más grave, aunque también la ocupante del vehículo chileno, Flor María Maldonado, tenía una profunda herida ciliar.

Al ver la magnitud del accidente, se solicitó la salida de una segunda ambulancia desde la Posta Rural. Mientras el primer vehículo asistencial emprendía viaje a Río Gallegos con las dos mujeres, la segunda ambulancia se quedaba en el lugar brindando atención a los dos varones.

“La primera ambulancia llegó hasta el control fronterizo argentino, donde procedimos a hacer el trasbordo a otra ambulancia de las dos mujeres para su traslado final a Río Gallegos. Desde la frontera regresamos al lugar del accidente a buscar a los dos varones, a quienes llevamos también a Río Gallegos. El conductor chileno Carlos Hurtado Meza era el más complicado”, explicó.

Sara Gallardo destaca que el trámite en la frontera fue muy expedito y que la atención en el hospital riogalleguense fue excelente. “Nos estaban esperando. Todo fue muy bien coordinado. Si hasta nos agradecieron por el operativo médico desplegado”, apuntó finalmente.