Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

“No puedo fallarle a Tamara en el cuidado de su hermano”

Esta tarde se realizará funeral de mujer arrollada en Santiago.

Por La Prensa Austral Miércoles 6 de Abril del 2011

Compartir esta noticia
31
Visitas


Constanza Poblete R.
cpoblete@laprensaaustral.cl

Desde que regresó la noche del lunes a Punta Arenas, Albín Muñoz, ha recibido innumerables muestras de cariño de quienes lamentan profundamente el fallecimiento de su esposa Tamara Muñoz Millalonco de 40 años.

La mujer que murió el sábado en Santiago producto de las graves lesiones que sufrió al ser atropellada por un bus del Transantiago el 8 de marzo, está siendo velada en la parroquia San Miguel.

Ayer muchas personas que la conocieron como apoderada del Colegio Pierre Faure y de la Unión de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad Mental (Unpade), así como vecinos y amigos, se acercaron durante todo el día hasta la parroquia para acompañar a su esposo Albín, su hija Venus de 9 años y su hermano Pablo en este triste momento que están viviendo.

A pesar del dolor que está sintiendo, Albín compartió con este diario parte de algunas situaciones que vivió en los últimos días, mientras estuvo al lado de Tamara.

“Fueron muchas emociones, porque los cinco primeros días ella estuvo consciente, me hablaba, e incluso, vio al Pablo y conversó por teléfono con Venus, y le dijo que estaba luchando para volver a estar con ella”, recordó Albín.
Esas situaciones emocionan al esposo de Tamara, que entre lágrimas dice que lo más lindo que le pasó y de lo cual está agradecido, es de haber podido despedirse de ella personalmente.

“Me queda el consuelo de que ella se fue apagando como una velita, de a poco, y no sé como estaba en coma siento que no sufrió el dolor. Su carita se veía tranquila, y bueno su corazón se apagó lentamente. Además estoy agradecido de toda la gente que desde que ocurrió esta tragedia se preocupó de nosotros, han sido muchas las personas que me han dado una palabra de aliento”, reflexiona Albín.

“Luchó hasta el final”
La vida de Tamara estuvo marcada por momentos difíciles. La muerte de sus padres y un hermano indudablemente fueron golpes duros, pero ella siempre miraba la vida con optimismo y por eso luchaba por su hermano Pablo, que padece síndrome de Down y a quien el año pasado le diagnosticaron un cáncer linfático.

Al consultarle a Albín, quién asumirá la labor de seguir apoyando a Pablo en su tratamiento contra el cáncer (se somete a auto inmunoterapia con vacunas), indicó que él continuará lo que hacía Tamara.

“No puedo fallarle a ella, porque sé que me va a estar guiando desde arriba y el Pablo era su vida, ella luchó hasta el final por él y nuestra hija”, comentó emocionado.

Si bien se encuentra un poco más tranquilo sobre todo por estar acompañado, Albín sabe que lo más difícil será en el hogar, cuando verdaderamente se va a notar la ausencia de la Tamara.

“Lo más importante es que los cuatro siempre fuimos muy felices y tengo los mejores recuerdos de todo lo que compartimos estos diez años cinco meses”, manifestó.

Los funerales de Tamara se realizarán esta tarde. A las 14,30 horas se efectuará un responso en la parroquia y posterior a ello, el cortejo fúnebre se trasladará al Parque Cruz de Froward donde descansarán sus restos.