Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

Nuevo Presidente de la CChC “La reforma tributaria sigue golpeando a la clase media”

Muy claro y crítico en su postura ante las próximas reformas y cambios legislativos que, a su juicio, afectarán a Magallanes, se mostró el nuevo presidente de la delegación local de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Jan Gysling Brinkmann, quien tomó oficialmente el puesto el pasado miércoles.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 23 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
12
Visitas


Muy claro y crítico en su postura ante las próximas reformas y cambios legislativos que, a su juicio, afectarán a Magallanes, se mostró el nuevo presidente de la delegación local de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Jan Gysling Brinkmann, quien tomó oficialmente el puesto el pasado miércoles.
Las anunciadas modificaciones a las leyes de excepción de la región, junto con la reforma tributaria, educacional, constitucional y laboral, en opinión de Gysling, se han convertido en un cúmulo de incertidumbre, especialmente para el sector Construcción.
Empresarios del gremio que representa -y de otros rubros- estarían inquietos por lo que se viene, augurando un inestable panorama en términos de nuevas inversiones regionales, estancamiento que ya se estaría apreciando.
Desafíos
Por ello, los retos “son arduos”, declara el empresario. “Hay un escenario bastante complejo, tenemos desafíos muy importantes por delante, por varios factores. Está la desaceleración del país, el ‘frenazo’ fuerte que se ha pegado el rubro de la Construcción, el ‘frenazo’ de la Minería y, además, está la incertidumbre que generan las reformas que está impulsando el gobierno”, asegurando que esa inseguridad afectará profundamente el quehacer económico.
“Por ello, el desafío es ver de qué manera podemos aportar, desde nuestro ámbito de acción y expertis, con análisis, argumentos y exponer nuestro parecer a la autoridad”, para lo cual, el gremio anunció la creación de una mesa de trabajo con expertos nacionales, empresariado del rubro y de otros sectores para establecer una propuesta participativa de aquí a diciembre próximo.
Problemas de inversión
Todas estas transformaciones, a juicio de la cámara, estarían generando impactos iniciales, lo que ya se vio reflejado, como primer vistazo, en el último Inacer (Índice de Actividad Económica Regional), mostrando los primeros signos de una desaceleración con una inversión detenida.
“Hay empresas inmobiliarias que tienen negocios en otros países y están considerando si las inversiones que pretendían iniciar acá les convendrá usarlas en otro lado donde hay una certeza mayor del sistema”, declara Gysling.
Por otro lado, la demora en la actualización del Plan Regulador Comunal que “ha tardado más de lo que se quisiera” generó, a su vez, una “absoluta” escasez de terrenos, obstaculizando la construcción de nuevas viviendas y reduciendo la empleabilidad del rubro.
Esperan que haya un repunte con el avance reciente del instrumento que será reingresado a la Contraloría para su aprobación y que anexará 1.800 nuevas hectáreas.
Los anuncios del Plan de Zonas Extremas, por su parte, significarán una nueva inyección de recursos directa al sector, a través de las obras asociadas y, considerando que el presupuesto del Mop para el 2015 trae una abultada cartera, se vislumbra un mejor panorama.
Reforma Tributaria
A juicio de Gysling, sin embargo, la futura aprobación de la reforma tributaria traerá ciertas complicaciones.
Reactivando la oposición que el gremio demostró fuertemente en un inicio, el empresario declaró que la propuesta –aún con las nuevas indicaciones- continúa siendo un “golpe a la clase media”.
Asegura que, si bien el protocolo de acuerdo solucionó algunos problemas del proyecto original, la reforma insiste en gravar con Iva las viviendas.
“Nos parece que este gravamen es un error, es algo que no debería ser. No se puede tratar a una vivienda, que es la mayor inversión de las familias, como si fuera un bien de consumo cualquiera. Eso hará subir los precios y va a dificultar el acceso a la vivienda de muchas personas”, señaló.
Arguye que el proyecto “sigue introduciendo distorsiones que van a ser muy difíciles de digerir por parte de la ciudadanía, porque va a ocurrir, con las casas del orden de las 2000 UF, unas que están justo antes y las que están justo después (unas son sujeto de subsidio y las otras no), que dos casas que son prácticamente idénticas en sus características tendrán un salto de precios descomunal.
“Esto sigue golpeando a la clase media, dado que hay una parte del segmento de viviendas a que apunta la clase media al que no le están quitando todos los beneficios que tenía, pero hay otra parte que sí, entonces, va a haber un impacto”, concluye.