Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

Ocho jardines infantiles particulares no cumplen con la normativa

El principal problema es la infraestructura de los recintos educacionales.

Por La Prensa Austral Miércoles 13 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
147
Visitas


Con una visita en terreno al jardín infantil y sala cuna Turrón, la directora regional de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), Paula Vidal, dio a conocer la tarea fiscalizadora de la entidad para promover las buenas prácticas y medidas a tener en cuenta por los padres a la hora de elegir un recinto para sus hijos.

En Punta Arenas, la Junji ha detectado ocho jardines infantiles particulares no empadronados, es decir, fuera de la normativa impulsada por la entidad.

Estos establecimientos no cuentan con la certificación otorgada por el organismo debido a, principalmente, problemas en sus instalaciones. “Los incumplimientos son por inadecuada infraestructura como, por ejemplo, que las salas son muy pequeñas”, explicó Vidal, agregando que “cuentan con el mínimo de espacio”.

La directora dijo que estos jardines están plenamente identificados y que al no tener el reconocimiento, se transforman en “guarderías”. Además, contó que están iniciando gestiones para que no se otorguen patentes sin previa fiscalización.

En la región, la Junji cuenta con once jardines infantiles clásicos, uno étnico, el Programa Comunicacional Rural Urbano, siete establecimientos de transferencia de fondos y uno comunitario. Sumado a ellos, hay 28 jardines infantiles particulares empadronados y ocho sin este padrón.

Desde el mes de mayo, la entidad ha efectuado visitas de inspección a unos 23 establecimientos, a cargo de la educadora de párvulos Olga Gallardo. Lo anterior, producto de la creación de la Unidad de Fiscalización que a partir de este año velará por el cumplimiento de los requisitos establecidos por Junji para certificar los recintos educativos.

Medidas de revisión

La directora de la Junji reveló información útil para las familias a la hora de optar por un jardín infantil y monitorear permanentemente su cumplimiento. Uno de los puntos es la infraestructura: poner atención en la iluminación, los servicios sanitarios, calefacción, ventilación y condiciones de seguridad para los niños. Buen equipamiento: espacios acogedores, material didáctico suficiente y que estimule a los párvulos. Personal adecuado: el recinto debe contar con una dotación docente y técnica suficiente para la cantidad de infantes, ya sean educadoras, técnicos de aula, manipuladora de alimentos, auxiliares y profesionales de apoyo. Los padres también deben preguntar por el proyecto educativo, conocer objetivos y metas, sistema de evaluación de aprendizaje y si se incluye la participación de la familia.

A partir de estos antecedentes, Junji otorga un certificado de empadronamiento a los jardines particulares, que garantiza la calidad del servicio educacional de los párvulos, que debe ser solicitado por los apoderados.

Cuando La Prensa Austral trató de conseguir en la tarde de ayer los nombres de los recintos cuestionados, los funcionarios encargados ya se habían retirado de la oficina, por lo que la gestión se retomará a primera hora de hoy.