Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

Once pacientes que necesitan urgente cirugías cardiovasculares serán derivados a la capital

El jefe de la Unidad Cardiovascular del Hospital Clínico, Juan Aguilar, explica
que a corto plazo esperan resolver las patologías en la región.

Por La Prensa Austral Miércoles 1 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
62
Visitas


Un convenio con el Hospital Clínico José Joaquín Aguirre de la Universidad de Chile permitirá dar respuesta a pacientes que necesitan una cirugía cardiovascular, ya sea para cambiar válvulas o establecer circulación coronaria.

El jefe de la Unidad Cardiovascular del Hospital Clínico Magallanes, doctor Juan Aguilar, explica que ambos procedimientos quirúrgicos no se pueden realizar aún en dicho centro asistencial, debido a la complejidad que éstos representan.

Aguilar reconoce que para establecer una cirugía cardiaca de este tipo, se debe ir paso a paso, por ese motivo dentro del convenio con la Universidad de Chile, se ha privilegiado la capacitación de los profesionales del hospital a fin de que puedan adquirir la experiencia necesaria para poder recibir a esos enfermos.

“La verdad es que el proceso tiene etapas a las que vamos dando cumplimiento, por lo que esperamos que dentro de no mucho tiempo, tengamos la posibilidad de hacer cirugías en el hospital, sin tener la necesidad de derivar los pacientes a Santiago”, comentó.

Actualmente, once pacientes que padecen estas patologías son prioridad para ser sometidos a una cirugía cardiovascular en la capital. Sus edades fluctúan entre los 23 y los 77 años.

“Los niveles de riesgo vital que tiene cada uno de estos pacientes, como es el caso de una arteria que se va obstruyendo, son tan elevados, que la única solución que tienen es una operación de este tipo”, asegura el cardiólogo.

Este convenio tiene un marco de financiamiento que lo otorga Fonasa y es sujeto a una evaluación anual, por lo que Aguilar espera que sea positiva para que se prolongue en el tiempo, ya que es de suma importancia para los pacientes.

Además hay que recordar que Magallanes tiene la característica de tener los más altos índices de enfermedades cardiológicas, y según Aguilar, una de las grandes dificultades que hay son los niveles de complejidad para la atención, desde los diagnósticos precoces hasta cuando la patología se establece.

Falta de médicos

Una situación que no deja de preocupar al doctor Aguilar es el hecho de que faltan médicos interesados en trabajar en la Unidad Cardiológica.

En el recinto hay seis cargos, sin embargo sólo cuentan con cinco profesionales del área para hacer residencia, por lo que uno de ellos hace doble turno.

De ahí que en el marco del convenio con la Universidad de Chile se haya planteado la posibilidad de que el hospital sea atractivo para cardiólogos que están terminando su beca, es decir, que parte de su programa de formación lo puedan realizar en Punta Arenas.

Un problema que se genera, debido a que los médicos cardiovasculares son los mismos que atienden las consultas de especialidades, es que no logran dar abasto.

Aguilar reconoce que la ausencia se nota más en esa última área, puesto que tienen una gran masa de gente en control que son aquellos con enfermedades establecidas, otros nuevos en el sistema y un grupo cardiológico que continúa creciendo.

“Uno lo nota fundamentalmente cuando tiene la presión de los cupos de urgencia, eso es un hecho que se produce en la especialidad cardiológica”, asegura.

Telepresencia

Chile no es el único país donde los especialistas se concentran en los grandes centros de atención y principales ciudades, ese es un fenómeno que se da a nivel mundial, pero que la tecnología a través de una herramienta eficiente, puede ayudar a resolver.

El doctor Aguilar manifestó que la semana pasada participó desde el Hospital Higueras de Talcahuano, en un procedimiento donde se podía evaluar a un paciente que se encontraba en un hospital en la localidad de San Carlos, Región del Bío Bío.

“El sistema se llama telepresencia y con la tecnología se puede transmitir todo lo del paciente, ver un test de esfuerzo, un electrocardiograma, acceder a la ficha y así propones al colega que es un médico general de zona, cambiar el tratamiento o enviar al paciente a algo específico, por ejemplo, una operación de corazón”, señala.

La telepresencia, ayudaría incluso, a que un paciente de Puerto Natales sea citado para procedimientos específicos, y no que llegue a Punta Arenas para someterse a exámenes que pudo realizarse en su ciudad.

“Esto específicamente es una herramienta tecnológica muy interesante y espero que dentro de los próximos meses se pueda acceder, aunque hay algunos elementos que debemos comprar, pero el costo no sería tan alto”, enfatizó Aguilar.