Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre

Paciente Danilo Erebitis Pérez: “Tener diabetes te cambia totalmente la vida”

Club de Diabéticos invita a la comunidad a prevenir la enfermedad.

Por La Prensa Austral Viernes 16 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
41
Visitas


Entre los múltiples servicios que ofrece el Centro de Salud Familiar (Cesfam) Dr. Juan Damianovic a la comunidad del sector sur de Punta Arenas, se encuentra el monitoreo de diabetes entre la población, situación que actualmente mantiene a más de 800 personas en control constante de la enfermedad que padecen cinco de cada 100 magallánicos.
En ese sentido un grupo de pacientes, familiares y funcionarios que conforman el Club de Diabéticos de dicho centro de salud realizó ayer la Primera Feria del Diabético, reuniendo distintos stands de información sobre la enfermedad y cómo combatirla a través de alimentación especial y actividades diseñadas específicamente para estos pacientes y los beneficiarios del sector.

Las organizadoras del evento y encargadas del club por parte del Cesfam, Viviana Gallardo (nutricionista) y Paulina Vera (enfermera), explicaron que esta actividad conmemora el Día Mundial de la Diabetes que se celebró el 14 de noviembre y busca informar a la comunidad sobre esta enfermedad y combatirla de forma preventiva antes de que afecte a la salud de las personas. Entre los servicios que se prestó a los visitantes, destaca la atención podológica, dental, nutricional, test de glicemia y degustación de alimentos diseñados para personas con esta enfermedad.

Las profesionales añadieron también que el Club de Diabéticos se reúne una vez al mes y es una instancia en donde se enseña a los pacientes distintas formas de autocuidado, por lo que valoraron la gran concurrencia que tuvo la jornada esperando que puedan repetirse estos puntos de encuentro para darse a conocer entre los vecinos del sector y proteger la salud de más personas.

En la actividad participaron familiares, usuarios, funcionarios y pacientes en control, como Danilo Erebitis Pérez (61), quien indició a La Prensa Austral que “tener diabetes te cambia totalmente la vida y que cuesta mucho asumir que estás enfermo y no te cuidas”, recordando que precisamente por no tomar en serio el diagnóstico médico lo llevó a perder todos los dedos del pie derecho en 2007.

“La familia también se ve afectada y cambia la vida de todos. Para mi esposa fue muy complicado porque cuando se complicó mi salud, debí permanecer dos años en el hospital y para ella fue muy desgastante porque debía ir sola para todos lados”, reveló el paciente, explicando que desde hace varios años sus hijos trabajan en las islas Falkland.

Recordó que durante muchos años se desempeñó como taxista y que actualmente se encuentra en los últimos trámites para poder recibir su pensión de discapacidad. “La gente debe cuidarse y no esperar a que estén enfermos y les pase algo como a mí. La diabetes es una enfermedad silenciosa pero se puede llevar si cambian sus estilos de vida”, apuntó, enfatizando que comer bien y hacer ejercicio son las principales formas de prevenir esta patología.

Otras de las pacientes, María Aguilar Sánchez (50), puntualizó que “a mí me cuesta mucho acostumbrarme a la enfermedad. Me confirmaron que soy diabética hace dos meses”, añadiendo que hace algunos meses cuando debía ser operada por diversos problemas de salud y previo a la cirugía el conteo de glucosa en la sangre llegó a marcar 400 mg/dl.

“Uno tiene sus costumbres para comer y todo eso es lo que se hace más difícil, pero tengo a mi esposo que me apoya mucho y siempre me ayuda a cuidarme en lo que como y todo”, planteó María con mucho orgullo y finalmente hizo un llamado a la comunidad a cuidar su salud y no permitir que esta enfermedad mortal de no ser detectada y controlada a tiempo, afecte sus vidas.