Necrológicas

Padres de soldados se reencontraron con sus hijos en el Regimiento Pudeto

Familiares llegaron a Magallanes para participar en la ceremonia de
Juramento a la Bandera de este miércoles.

Por La Prensa Austral Martes 8 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
216
Visitas


El fuerte viento y frío reinantes ayer en Punta Arenas, no disminuyeron las ansias de los padres y familiares por ver y compartir, luego de tres meses, algunos minutos con sus hijos, soldados conscriptos, en el Regimiento Pudeto. Ellos jurarán a la bandera este miércoles, en una solemne ceremonia que se efectuará en la Plaza Benjamín Muñoz Gamero, así como en Puerto Natales y Porvenir.
Nelson Maldonado Sánchez, padrastro de Daniela Cáceres Acevedo, de Puente Alto, llegó junto a su esposa y su hermano menor para acompañar a la soldado conscripto.
“Ella se inscribió en el regimiento y la mandaron para acá, Nunca pensamos que la iban a mandar tan lejos, se le dio la posibilidad de que se arrepintiera, pero quiso venir acá y conocer la vida de militar”, comentó Nelson.
Por su parte, María Elena Vásquez y su esposo Víctor Ludueña, de Curicó, llegaron hasta el Regimiento Pudeto para visitar a su hijo Víctor, quien realiza su servicio en el Regimiento Chorrillos.
Su madre recuerda que “desde chico, él dijo que quería hacer el servicio (militar). Así es que ahora está cumpliendo su sueño”.
“Es que resulta que yo hice aquí, en Punta Arenas, el servicio (militar), en este mismo regimiento (Pudeto), hace 28 años, del 86 al 88. Y él también quiso (entonces) hacerlo en Punta Arenas”, contó su padre.
“Lo echamos mucho de menos, es un hijo bueno, tranquilo, así es que está en ‘su salsa ahora’”, finalizó la madre de Víctor.
Patricio Anjarí Meléndez, de Santiago, vino con su esposa Marta Muñoz López, su hija Martina y Vania, la polola de su hijo Francisco.
“El quiso hacer el servicio. Primera vez que se va tan lejos de la casa. Estuvo ahora en el CMT (Cuerpo Militar del Trabajo), en Tierra del Fuego, un mes y medio. Lo encontró muy lindo, fue un viaje inolvidable para él”, contó Patricio.
En el Regimiento Pudeto también se pudo ver a Sergio Meza Falcone y su esposa Julia Maldini Ordenes, quienes contaron que su hijo tenía intenciones de seguir una carrera militar.
Héctor Sepúlveda Montoya, con su esposa Ruth Duarte, hija y nuera, llegaron también ayer, provenientes de San Bernardo.
“Venimos a ver a nuestro hijo amado, Byron Sepúlveda. El 9 de abril llegó a Punta Arenas”, cuenta su madre, quien al preguntársele si lo echaba mucho de menos, respondió: “Absolutamente, si es nuestro único hijo hombre, y el mayor. Pero, de todas maneras, estoy feliz, porque son etapas de la vida que él está viviendo acá, lejos de su familia, de su papá, de su mamá y de todos los que lo aman. Y también está aprendiendo disciplina, obediencia”.
Luis Maza Gutiérrez, de San Bernardo, viajó solo a ver a su hijo Fernando. El es el mayor de tres hermanos y es primera vez que sale tan lejos de su casa. “Lo he vivido, me ha dejado una enseñanza bastante grande en cuanto a los valores, porque él ha cambiado. Lleva tres meses acá y se ha notado un cambio. Ya no es el niñito que tiene 17 ó 18 años, se ve más hombre”, expresó Luis.
Finalmente, Andrés Padilla Morales, de Puente Alto y padre de Jonathan Padilla Villalobos (18), manifestó su orgullo y alegría por poder compartir con su hijo.
“Lo echo de menos un montón. Muy bonita la experiencia que me está dando mi hijo”, comentó.