Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

Padres habían manifestado su intención de donar los órganos de su hijo

Multitudinario adiós tributaron ayer a joven fallecido.

Por La Prensa Austral Lunes 8 de Agosto del 2011

Compartir esta noticia
20
Visitas


Una emotiva despedida que más bien fue un “hasta pronto”, le tributaron ayer sus familiares, amigos y ex compañeros de colegio a Víctor Martínez San Martín, quien el martes 2 se autoinfirió un disparo al interior de su domicilio de población Juan Williams, y cuya dramática lucha por su vida se prolongó hasta el pasado viernes, cuando dejó de existir.

Fueron cientos las personas que repletaron la capilla Nuestra Señora de Loreto para decir adiós a este joven de 18 años, hijo de un funcionario de la Cuarta Brigada Aérea. La misa de réquiem fue oficiada por el capellán de la institución, Juan Carlos Fuentes.

Numerosas fueron las muestras de profunda congoja entre quienes conocieron a Víctor y compartieron con él en sus muchas facetas. Este especial momento fue acompañado por una guardia de honor y la banda del Instituto Don Bosco, establecimiento en el que el fallecido había terminado sus estudios el año pasado. Actualmente se encontraba haciendo su práctica.

Entre las múltiples muestras de adhesión y cariño al malogrado joven se hicieron presentes algunos “bikers”, los cuales también habían depositado durante el velatorio algunas patinetas con póstumos mensajes a quien fuera su amigo.

Durante la mañana, Octavio Martínez, padre de Víctor, confirmó a este medio que la familia había tenido la intención de donar los órganos de su hijo a pacientes en espera de trasplante. Sin embargo, la voluntad de Dios fue otra: su deceso fue tan repentino que no hubo oportunidad de realizar el debido procuramiento.

A las 17,15 horas una vez finalizada la eucaristía, los restos del joven fueron llevados en cortejo por Avenida Bulnes hasta el Cementerio Municipal Sara Braun, donde fue sepultado.