Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Para que el hogar operara se requería de un per cápita de 450 mil pesos por residente

Paula Forttes condenó que el funcionamiento del recinto se vea entrampado en un proceso burocrático, ya que “aquí están la infraestructura y están los recursos”

Por La Prensa Austral Miércoles 1 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
40
Visitas


Su anhelo para que el problema del Establecimiento de Larga Estadía del Adulto Mayor (Eleam) se solucione, “porque pareciera ser que en este país los mayores son invisibles”, expresó Paula Forttes, ex directora nacional del Servicio Nacional para el Adulto Mayor (Senama).

La Prensa Austral se contactó ayer con la ex autoridad para consultarle por la situación que afecta al moderno hogar ubicado en Hornillas Nº01230, próximo a la Avenida Eduardo Frei, el cual se ve impedido de funcionar pese a que fue entregado hace un año y dos meses. A ello se suma el complejo escenario laboral que afrontarían hoy sus 48 trabajadores.

Paula Forttes indicó que para el gobierno de Michelle Bachelet fue una prioridad poder habilitar infraestructura para personas mayores, con dominios tutelados y hogares de larga estadía. Para ello, hicieron un esfuerzo con la ministra de Vivienda de la época para captar una cantidad de subsidios que les permitiera construir, y con el gobierno regional buscar el terreno.

Recordó que Punta Arenas fue la primera ciudad en inaugurar un centro (marzo de 2010). Ya en 2009 habían consignado 2 mil millones de pesos en la Ley de Presupuesto 2010 para poder operar estos recintos. Al requerirse de una normativa o reglamento, explicó que ello debe aprobarlo la Dirección de Presupuesto y después visarlo la Contraloría. Como ninguno de los dos se manifestara a lo largo del año pasado, indicó que recién el 30 de diciembre se aprobó dicho reglamento, “lo que ya parece una burla, porque usted entenderá que el 30 de diciembre no se podía gestionar ningún recurso para poder operar los centros. Ya eso es una cosa que nos llama mucho la atención”.

Más llamativo aún fue que, tras no poder girar los recursos, no se buscara un mecanismo distinto a este reglamento anual, porque “hoy día, de nuevo el reglamento, entiendo que hace una semana salió de la Dirección de Presupuesto y entró a la Contraloría, y resulta que ya estamos en el sexto mes del año”.

Ineficiencia

Asimismo, ella no logra explicarse cómo hay gente contratada para el programa hogares en regiones y, en este caso, para operar este recinto y que tampoco funcione. “Lo lamento profundamente por los adultos mayores y entiendo que ahora hay un problema respecto a gente que tenía una opción de trabajo y creo que es el momento que las autoridades den una explicación”, añadió.

En relación a si cree que Conapran asumió un riesgo al hacerse cargo de la administración del Eleam, el cual aún no está operativo, refirió que hace muchísimo años el Estado a través del Senama le entrega una cantidad de recursos a Conapran, que siempre ha sido un aliado en la ejecución de proyectos que han permitido que mucha gente mayor que no tiene dónde vivir o que requiere cuidados los tenga.

“La apuesta aquí era que Conapran se haría cargo de este hogar, pero el problema no es de Conapran, porque mientras no tengan el reglamento no van a poder operar. Lo que uno no entiende es que estén entrampados en un proceso burocrático donde no ha habido ninguna sensibilidad política. O sea, llega a tanto la burocracia o la exacerbación de la institucionalidad que se pierden las voluntades políticas y los sentidos de fondo que tienen que ver con que hay gente mayor, que requiere ayuda urgente, que está muriendo o está sufriendo situaciones de maltrato, mientras el aparato público está entrampado en procesos burocráticos donde nadie mueve un papel para que esto funcione más rápido. Eso es ineficiencia”.

A ello agregó que hay alrededor de nueve hogares recién construidos y que aún no parten, y con 3 mil millones aprobados en el Presupuesto 2011 que tampoco se pueden girar: “aquí están la infraestructura y están los recursos, y, ojo, el año pasado ya se devolvieron 2 mil millones que no se pudieron ejecutar”.

Prestaciones caras

¿Qué presupuesto mensual requeriría este hogar para su funcionamiento? Según los cálculos que se hicieron en el diseño de los hogares, más allá de lo que era construcción y mantención de infraestructura, determinaron que para que el hogar operara se requería de un per cápita de 450 mil pesos por residente. A la hora de solicitar el presupuesto, éste se conformaba de un aporte individual de unos 75 mil pesos (al ser personas de bajos recursos) y el Estado concurría con 380 mil pesos adicionales.

La idea de estos 20 proyectos “además era poder monitorearlos y pilotearlos para generar un modelo, porque este tipo de prestaciones son caras. Por lo tanto, nuestro país a través de este modelo iba a tener el consumo necesario para discutir cómo nos hacemos cargo de un sistema de cuidado”.

Esto surge de un diagnóstico en que hoy día la expectativa de vida ha aumentado considerablemente, la familia se ha reducido, la mujer se ha incorporado al trabajo y con eso se ha disminuido la capacidad de cuidado: “y nos encontramos con mucha gente mayor que está en extrema situación de vulnerabilidad, que requiere cuidado y que no nos podemos seguir haciendo los ciegos y sordos como ha estado ocurriendo”.