Necrológicas
  • Mirta Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
  • Vanessa Alajendra Vera Díaz
  • Juan Humberto Mellado Candia

Pasajeros de Lan pudieron volar a Santiago, luego de dos días de espera

Con aplausos fue recibido, en la tarde de ayer, el primer vuelo de Lan, tanto por los pasajeros que se encontraban en el restaurante como en la sala de embarque, en el segundo piso del Aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo de Punta Arenas, después de dos días en que no llegaba ningún avión de esta empresa, debido a las complicaciones que trajo la primera gran nevazón.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 25 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
63
Visitas


Con aplausos fue recibido, en la tarde de ayer, el primer vuelo de Lan, tanto por los pasajeros que se encontraban en el restaurante como en la sala de embarque, en el segundo piso del Aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo de Punta Arenas, después de dos días en que no llegaba ningún avión de esta empresa, debido a las complicaciones que trajo la primera gran nevazón.

Se trató del vuelo 1301, un Airbus 320, con capacidad para 170 personas, proveniente de Santiago (despegó cerca de las 15,35 horas), el cual arribó a las 18,20 horas al principal terminal aéreo magallánico.

En ese momento el aeropuerto se encontraba atestado de personas, que hacía largas filas para poder chequearse en el vuelo que se les había asignado (procedimiento comúnmente conocido como “check in”), luego de que todos los vuelos de la compañía del martes pasado, fueran cancelados por razones climáticas.

De acuerdo a lo señalado por la compañía aérea, unas 3 mil personas fueron afectadas por la cancelación de vuelos durante los dos días que se extendió la emergencia climática (ver información en página 4).

Desde las 13 horas de ayer y hasta las 2 de esta madrugada, habían aterrizado en Punta Arenas 8 vuelos comerciales, dos de ellos de Sky, y los restantes 6 de Lan. Esto significa que al menos 2 mil personas pudieron reanudar sus viajes, estimándose que otras mil esperan hacerlo durante la presente jornada.

Se quedó sin ir al funeral de su hermano

Sin embargo, algunos de los testimonios de pasajeros frecuentes de Lan que esperaban con ansias poder viajar al norte responsabilizaron a la propia aerolínea, luego de que en la mañana de ayer salieran tres vuelos de Aerovías Dap y dos de Sky, como aseguró Ana María Riquelme Tiznado, vecina de Punta Arenas, quien, en primera instancia, iba a viajar a las 2,30 horas del martes pasado para asistir al funeral de su hermano, en Santiago. Sin embargo, hasta ayer se encontraba en el Aeropuerto Carlos Ibáñez, esperando embarcarse en el avión del vuelo 1312, con hora de salida a las 21,15 horas. Sin embargo, hasta pasadas las 18 horas de ayer no sabía si, finalmente, podría viajar esta vez a la capital, ya que la noche anterior (del miércoles pasado) “nos hicieron embarcar cuatro veces: a las siete y media de la tarde, a las nueve de la noche, a la una y a las cinco de la mañana (de ayer)”, expresó.

Además, la mujer comentó que se encontraba en el aeropuerto desde la medianoche del lunes para el martes, y que incluso pernoctó en el recinto la noche del martes pasado, debido al costo adicional que significaba tener que devolverse a su casa y luego retornar a la terminal. Asimismo, aseveró que Lan le había reprogramado su vuelo inicial ocho veces y que ayer se suponía que iba a viajar a Santiago a las 10 horas.

La mujer también señaló que si bien entendía que las cancelaciones y retrasos en los vuelos del martes pasado se debían a razones climáticas y, por lo mismo, del estado de la pista de aterrizaje, consideraba que en el caso del día de ayer, fueron otras las razones y culpó directamente a Lan.

Finalmente, Ana María aseguró que en estos dos días sólo les dieron un sándwich y bebida (ayer). “Se trató de una falta de respeto”, manifestó.

Sugieren instalar oficina en el aeropuerto

Otro de los testimonios recogidos fue el del matrimonio de Arnoldo Bascuñán Ibáñez y Zulema Castro Ulloa, residentes en la comuna de Quilpué, en la Quinta Región, quienes tenían programado viajar el miércoles pasado, a las 7 de la mañana. En el momento que procedieron a realizar el “check in”, vía Internet, se dieron cuenta que su vuelo había sido reprogramado para ayer, a la misma hora. Sin embargo, cuando ayer llegaron al aeropuerto a las 5,30 de la madrugada se enteraron que su vuelo nuevamente había sido cancelado.

Zulema se quejó de que tuvieron que permanecer en el aeropuerto cuatro horas, sin que nadie de la empresa les proporcionara información. A las 9,30 de la mañana les avisaron por altoparlante que Lan había dispuesto un bus para llevar al centro de la ciudad a los pasajeros que se quedaron sin poder viajar. Sin embargo, como la cantidad de gente superaba la capacidad del bus, algunos quedaron fuera, también, como fue el caso de ambos, por lo que tuvieron que desembolsar $20.000 extras por el traslado.

Una vez retiradas sus maletas del terminal, concurrieron hasta la oficina de Lan en el centro de la ciudad, donde cuatro horas después lograron que les reprogramaran, una vez más, su vuelo (a las 19 horas). Ya eran las 13,50 horas.
Arnoldo aseguró que su molestia no pasaba por las condiciones del clima, sino que por la actitud de la empresa, “que sabiendo lo que ocurre, no tiene un plan de emergencia, un protocolo a seguir. No nos podemos quejar contra la nieve. Esto es el desorden más organizado que puede haber”.

Por su parte, Zulema sugirió a Lan que instale una oficina en el mismo aeropuerto, para solucionar este tipo de inconvenientes en el mismo lugar, y, así, que los pasajeros no se vean obligados a devolverse al centro de la ciudad.
Como pasajeros frecuentes (viajan a Punta Arenas una vez al año, siempre en esta fecha, pues Zulema es magallánica), afirmaron, finalmente, que nunca les había pasado algo así.

La santiaguina Soledad Valdés Leal, quien llegó a Punta Arenas el martes pasado, tuvo más suerte, pues la espera fue menor. Pasajera frecuente de Lan, según afirmó, es primera vez que sufre la cancelación de su vuelo de regreso, que originalmente estaba programado para las 7 de la mañana de ayer. Sin embargo, cuando ya estaba en la sala de embarque, les avisaron que se había cancelado, por lo que su viaje se reprogramó para las 19 horas de ayer.

Sin certeza de poder viajar

Yaro Ramírez Haro, sobrino del ex senador Pedro Muñoz, también se encontraba, en la tarde de ayer, en el aeropuerto, haciendo fila para poder chequearse. Su vuelo era el 1314, cuya salida estaba programada a las 19 horas, según contó.
Molesto, comentó que inicialmente iba a viajar a Santiago a las 22,25 horas del miércoles. Como el tiempo era malo, constantemente estaba revisando el itinerario de los vuelos en la página web de Lan.

Como no contaba con mayor información, llamó al centro de llamados (call center) para averiguar, y, según afirmó, le dijeron que no tenían respuesta a su requerimiento.

Entonces, “tuve que venir al aeropuerto”, indicó. Una hora después le avisaron que todos los vuelos estaban cancelados y reprogramados. Sin embargo, en ese momento tampoco pudo realizar el “check in”, por lo que ayer fue a la oficina de Lan en el centro de Punta Arenas. Allí, afirmó, esperó tres horas para reprogramar su viaje. Y, finalmente, llamó a un familiar para pedirle que llamara, a su vez, al call center para hacer la operación. Sin embargo, dijo, tampoco estaba seguro de si iba a poder viajar ayer.

Otro de los afectados por este tema fue el alcalde de Primavera, Blagomir Brztilo, quien se encuentra de vacaciones y tenía planificado viajar el martes pasado. Sin embargo, su vuelo, el 1312, fue reprogramado para ayer, a las 20,55.
En ese mismo vuelo esperaba viajar Usiel Pérez Andrade, trabajador de Enap Magallanes, de San Felipe. El funcionario comentó que viaja todas las semanas (tiene rol 7 por 7) y que en cinco años, jamás le había sucedido esto. Su vuelo original era a las 2,05 horas del miércoles pasado.